SHARE

AP

AFP.

Medios estatales cubanos informan que 10 personas murieron por el paso del huracán Irma.

Con los puertos reparados y el tiempo despejado, las autoridades enviaron más ayuda y prepararon más evacuaciones para el lunes en las remotas islas del Caribe devastadas tras el paso del huracán Irma.Muchos en las islas del archipiélago de Barlovento, conocidas por ser destino habitual de los ricos y famosos, han criticado a los gobiernos por su lentitud en la respuesta al desastre causado por el meteoro de categoría 5.La tormenta convirtió las verdes colinas de las islas en barrancos de tierra y arrasó edificios, antes de anegar gran parte de la costa de Cuba, incluyendo el icónico Malecón de La Habana.

Al menos 24 personas perdieron la vida en Anguilla, Barbuda, San Martín _ una isla dividida entre Francia y Holanda _, San Bartolomé y en las Islas Vírgenes de Estados Unidos y en las británicas. Entre las víctimas había un niño de dos años arrastrado por la corriente cuando el agua inundó su casa.

Los residentes reportaron escasez de comida, agua y medicamentos, y muchos se quejaron de saqueos.

El gobierno de Estados Unidos dijo que el lunes enviará un avión para evacuar a sus ciudadanos de una de las islas más afectadas, San Martín. Los desalojados fueron advertidos de que podrían encontrarse con largas filas y falta de agua corriente en el aeropuerto.

Se espera que un barco de Royal Caribbean Cruise Line fondee cerca de San Martín para ayudar tras el huracán, y una embarcación trasladaba a la zona una grúa de cinco toneladas capaz de descargar los grandes contenedores llenos de ayuda. Está previsto que un buque militar francés llegue el martes con materiales para construir viviendas temporales.

Alrededor del 70% de las camas del principal hospital en la parte francesa de la isla sufrieron graves daños y más de 100 personas que necesitaban atención médica urgente fueron evacuadas. Ocho de las 11 farmacias del territorio quedaron destrozadas y se estaban enviando medicamentos desde la isla de Guadalupe.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, visitará San Martín el martes para llevar ayuda y enfrentar las críticas de que no hizo lo suficiente para responder a la dureza del meteoro.

El ministro del Interior francés, Gerard Collomb, señaló que “todo el gobierno está movilizado” para ayudar y que los saqueos ocurridos justo después del paso de la tormenta cesaron.

Macron prometió acudir a la región tan pronto como el clima se lo permitiese. Poco después de que Irma causase 10 fallecidos en San Martín, el huracán José, de categoría 4, amenazó la zona, suspendiendo las evacuaciones durante horas hasta que se dirigió hacia el mar causando pocos daños adicionales.

Entre las zonas más afectadas por Irma está también Cuba. Los vecindarios del centro de La Habana próximos a la costa, entre el río Almendrales y el muelle, sufrieron inundaciones. El agua del mar entró hasta medio kilómetro (un tercio de milla) tierra adentro en algunos puntos.

Las autoridades no reportaron víctimas mortales en Cuba, algo que funcionarios gubernamentales achacaron a su preparación para este tipo de desastres y a la evacuación de más de un millón de personas de zonas con tendencia a anegarse.

Héctor Púlpito, de 33 años, relató una noche de angustia en su puesto como guardia de un estacionamiento que se inundó en el barrio de El Vedado, a cinco cuadras del mar, en la capital.

“Sentí mucho miedo. Este fue el peor de los ciclones que haya sentido, y el mar llego mucho más arriba. Las matas se estremecían. Volaban las planchas de zinc”, explicó.

La televisión estatal informó de severos daños a hoteles en los cayos del norte, frente a las provincias de Ciego de Ávila y Camagüey.

El periódico Granma, del Partido Comunista, dijo que el aeropuerto Jardines del Rey que da servicio a los cayos del norte quedó “destruido” y difundió fotografías en Twitter en las que se veía la terminal llena de escombros.