SHARE
El gobernador de Florida, Rick Scott, junto a Andrew Pollack (der.), cuya hija murió en el tiroteo de la secundaria en Parkland, en una conferencia de prensa el martes 27 de febrero en el Departamento de Policía de Miami-Dade en Doral. Scott presentará su plan para incrementar la seguridad en las escuelas del estado, incluyendo una inversión de $500 millones para la escuelas y la salud mental. Foto: El Nuevo Herald.

Parkland, Florida – Enfrentándose a parientes angustiados y compañeros de clase de las víctimas de tiroteos, un panel de legisladores de Florida dio un paso sin precedentes el martes al crear un nuevo programa estatal para poner maestros armados en las aulas, a pesar de la oposición de los residentes de Parkland, reportó el Nuevo Herald.

El Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes aprobó capacitar a los maestros para que porten pistolas en las escuelas bajo la dirección de la policía local, si los superintendentes y las juntas escolares lo aprueban.

“La última línea de defensa”, dijo el representante José Oliva, republicano de Miami Lakes, refiriéndose a los maestros con armas de fuego.

El programa de “alguaciles escolares” de $67 millones es el aspecto más polémico de un proyecto de la Cámara que impone un período de espera de tres días para comprar armas, aumenta la edad para comprar un arma de 18 a 21 años y le da a la Policía más poder para confiscar armas a personas que representan una amenaza para ellos mismos o para otros.

La mayor parte del dinero para el programa se gastaría en capacitación. Oliva dijo que no sabía si a los maestros se les proporcionarían pistolas o si tendrían que comprarlas, pero proporciona un estipendio de $500 por una sola vez para aquellos que se ofrezcan como voluntarios para tener un arma.

Las propuestas aún necesitan las aprobaciones de la Cámara de Representantes y del Senado, además de la firma del gobernador Rick Scott para su promulgación.