SHARE

Una semana después del incidente en que amenazó con llamar al ICE a unos hispanos que hablaban español en un restaurante, el abogado Aaron Schlossberg ofreció una disculpa a través de su cuenta de Twitter.

“A la gente que insulté, me disculpo. Verme a mí mismo en Internet me abrió los ojos –la manera en que me expresé es inaceptable y no es la persona que soy. Veo que mis palabras y acciones  lastiman a la gente y por eso, lo lamento profundamente”, escribió el hombre que el martes pasado estalló en un “Fresh Kitchen” de Manhattan, al ver que dos mujeres hispanas charlaban en español con un empleado del local.

En su disculpa, el abogado que tras el incidente fue desalojado de su oficina aclaró que no es racista y que la prueba está en haberse mudado a Nueva York.

 

“Lo que el video no transmitió es el yo real. No soy racista. Una de las razones por las que me mudé a Nueva York es precisamente por la notable diversidad que ofrece esta maravillosa ciudad. Amo este país y esta ciudad, en parte debido a los inmigrantes y la diversidad de culturas que los inmigrantes traen a este país”.

El hombre de 42 años y originario de Pensilvania, al que le llevaron mariachis y tacos el viernes pasado a las afueras de su lugar de trabajo como una forma de protesta, terminó su mensaje con: “Una vez más, mis más sinceras disculpas a todos a quienes herí”.

Cabe recordar que, Aaron Schlossberg se hizo viral luego de que el esposo de una de las mujeres agredidas publicara el video en Facebook.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.