SHARE

Washington, D.C. – José Palma, un miembro del Comité del TPS de Massachusetts, viajó el viernes a la capital del país para representar a Boston en un encuentro con el ministro de relaciones exteriores de El Salvador, Hugo martínez.

En la reunión se resaltaron los aportes de los salvadoreños con este beneficio migratorio. Sin embargo, aún continúa la preocupación por el futuro incierto de los tepesianos.

“Personalmente la preocupación es grande. la desesperación empieza a llegar con escuchar esa noticia de la renovación. El mensaje es que tenemos que continuar trabajando, tanto buscando apoyo para convencer a la administración del presidente Trump para que renueve el TPS, como presionando a nuestros legisladores para buscar una solución permanente”, dijo Palma.

Mientras que el salvadoreño regresa a Massachusetts para seguir sumando fuerzas, los activistas en Washington continuarán presionando al ejecutivo y al Congreso para lograr un fallo favorable.

Sin embargo, el viernes se difundió una carta enviada por el secretario de estado, Rex Tillerson, al Departamento de Seguridad Nacional, donde sugiere el fin de este beneficio migratorio. Acción que podría dejar a más de 300.000 personas bajo las sombras.