SHARE

Boston – El alcalde de Boston, Marty Walsh, firmó el viernes el veto a las bolsas plásticas en la ciudad, así informó el mandatario el domingo.

A partir del próximo diciembre, los consumidores tendrán que llevar bolsas reusables a la hora de realizar sus compras, de lo contrario deberán pagar al menos cinco centavos por cada bolsa de papel.

Aunque Walsh manifestó su preocupación por los adultos mayores y las personas con pocos recursos a la hora de gastar dinero extra, el alcalde cree que la medida ayudará al medio ambiente.

El Concejo de Boston había aprobado de manera unánime la legislación el 29 de septiembre luego de un año de debates.

La misión de esta medida es contribuir con el medio ambiente y reducir la basura en la ciudad, ya que según concejales, las bolsas terminan en las calles.

Ciudades como Brookline, Cambridge y Somerville tienen leyes similares.