SHARE

Boston – Varias agencias de transporte de Massachusetts están enfrentando serias dificultades económicas, informó el Boston Globe.

De acuerdo con el reporte, el MBTA, la agencia de Worcester, y la autoridad del Valle de Merrimack están teniendo serios déficits presupuestarios, situación que según las instituciones podría evitarse si el estado provee más dinero a partir del 1 de julio.

Sin embargo, el gobernador Charlie Baker propuso mantener el mismo presupuesto actual de 80 millones de dólares por otro año fiscal, decisión que provocaría recortes de empleados y servicios.

El MBTA deberá enfrentar un deficit de 111 millones dólares en el 2019, mientras que el Tránsito de Worcester tendrá 900,000 dólares y el Merrimack Valley Transit otros recortes.

La autoridad Pioneer Valley acordó incrementar las tarifas en un 20 por ciento, e implementar recortes en los servicios nocturnos y los del fin de semana.