SHARE
Salvador Pérez quiere ayuda para Nizao.

Salvador Pérez es el alcalde del municipio de Nizao, provincia Peravia, en República Dominicana. Llegó a Boston para pedir apoyo, aunar esfuerzos y voluntades entre sus coterráneos, quienes juntos a su administración puedan ayudarlo a solucionar problemas de infraestructura básica, de dotación deportiva para niños y jóvenes, entre otras necesidades de los catorce mil habitantes que tiene Nizao y sus distritos.

Hace un año ganó, por segunda vez, la alcaldía de la mano del Partido de la Liberación Dominicana, PLD, por un periodo de cuatro años. En 1990, un año después que Nizao fuera elevada a Municipio, Salvador Pérez salió electo como primer Alcalde o Síndico.

“Necesitamos un camión para el Cuerpo de Bomberos, un camión compactador de desechos sólidos; instrumentos musicales para fortalecer la escuela municipal Lucila Mujica para niños, de entre 5 y 13 años, que brinda capacitación musical; una ambulancia para transportar gratis a las personas de escasos recursos económicos, la misma que quedará bajo la supervisión y administración de un patronato de cinco ciudadanos honorables de la ciudad, pero bajo el apoyo económico del Municipio; equipos deportivos y pelotas de béisbol, voleibol y baloncesto”, manifestó.

El alcalde hace un llamado a los nizaeros que viven en Los Estados Unidos para que inviertan en viviendas, turismo y en pequeñas industrias “sería una inversión esperanzadora porque el pueblo está a la espera para producir cambios que implican desarrollo y mejores oportunidades para todos, así como generación de empleos”.

Se estima que en Boston y Nueva York hay aproximadamente de cuatro mil nizaeros y es justamente allí donde Salvador Pérez quiere llegar para consolidar su campaña “Juntos podemos, todos somos Nizao” con la finalidad de que quienes ya no viven en la ciudad se sientan identificados con sus raíces y ayuden al lugar donde nacieron y crecieron.

Salvador Pérez es licenciado en Filosofía y Letras, ha sido maestro normalista de escuelas públicas por 42 años. Actualmente es profesor de una escuela privada y a sus 61 años dice estar en una “edad apropiada” para brindar toda su experiencia y sabiduría para hacer de Nizao, una ciudad próspera y fecunda, donde la hospitalidad del pueblo, los mejores mangos, dulces y exquisita comida, hacen que un extranjero se sienta como en casa.

Si usted quiere ayudar al alcalde de Nizao en su causa comuníquese con Antonio “Papitin” Calderón al 617-224-2397 o escriba a abcpapitin@yahoo.com