SHARE

“El voto latino es decisivo para elegir al primer alcalde latino de Boston. Juntos lo podemos lograr separados nunca”,  es el mensaje que transmite a nuestra comunidad Félix G. Arroyo en su largo recorrido por los barrios latinos donde pide con humildad su apoyo para hacer historia en Boston. 

Por Máximo Torres

Llegó la hora de la verdad. Las elecciones primarias del 24 de septiembre son cruciales  y como me decía Félix Arroyo padre “es ahora o nunca”. Si los latinos no nos unimos sin mezquindades, sin egoísmos, pensando en un mejor futuro para nuestras comunidades y votamos por Félix Arroyo que lo lleve a suceder al cinco veces alcalde Thomas Menino, perderíamos el tren de la victoria. Porque esta es nuestra oportunidad y si la dejamos pasar a lo mejor tendríamos que esperar 20, 30 ó 50 años para ser parte de un nuevo proceso histórico.

 “Ya no hay después, la oportunidad llegó y es hora de tomarla”, me decía con razón Arroyo padre con quien conversé por largo rato en la redacción de El Mundo respecto a la candidatura de su hijo a la Alcaldía de Boston..

A lo largo de su campaña he visto muchas veces a Félix G. Arroyo hablar con la comunidad con el corazón en la mano, con la humildad que lo caracteriza y con la energía de uno de los candidatos a la Alcaldía de Boston más jóvenes que sus contendientes. Arroyo tiene 34 años de edad y su más cercano oponente de una lista de 12 aspirantes a la Alcaldía tiene 39 años.

Alguien me preguntaba porque algunos latinos no estaban apoyando a Félix, sino a otro candidatos. Yo creo que es algo que se tiene que respetar, ya que estamos en un país libre donde se promueve la libertad individual, pero también es una decisión de la que estamos en todo derecho de cuestionar. Algunos quizás por presión de empleo, otros por aspiraciones personales y quizás algunos simplemente son culpables de decir una cosa y hacer otra, ya que piden la unidad latina cuando les conviene, pero cuando se trata de apoyar a uno de los “nuestros” no lo hacen. Es un tema interesante, pero no el primordial. Eso podría ser materia de otro comentario.

Lo cierto es que Félix G. Arroyo tiene sobrados argumentos para representar a nuestra comunidad latina, es un hombre que ha crecido en los barrios de Boston, es un hombre que desde su niñez ha escuchado el sentir de nuestra comunidad a través de las muchas reuniones a las cuales sus padres lo llevaban  porque no querían dejarlo en un centro de cuidado de niños.

Hay muchas cosas de las que tenemos que valorar y aprender de Félix Arroyo. Lo he visto a lo largo de su campaña tocando puertas, conversando con la comunidad, hablándole de su preocupación que tiene como latino para mejorar la educación y para darle mejor seguridad a nuestros vecindarios. Su preocupación también está orientada en darle trabajo a nuestra comunidad, especialmente a los jóvenes, que están pasando por muchas dificultades económicas.

Estimo que es hora que los latinos nos unamos para votar por Félix Arroyo. Nobel García, un empresario cubano me lo decía en una ocasión, “Félix es nuestra mejor carta de presentación como latinos y si no lo aprovechamos ahora y no salimos a votar van a pasar 10, 20 ó 30 años para ver otro candidato latino que represente a todas las comunidades y que se identifique con la gran diversidad de Boston..

Estoy de acuerdo con Garcia, nosotros como ciudadanos con derecho al voto tenemos que salir a votar por Félix Arroyo el 24 de septiembre, mañana ya es muy tarde. Ese es el desafío que tenemos como comunidad.

Arroyo tiene la juventud y la experiencia de haber sido dos veces concejal de la ciudad, nació en el South End creció en Hyde Park y vive en Jamaica Plain y conoce de cerca las necesidades de la ciudad.

Arroyo es un bostoniano de toda la vida que quiere hacer de Boston una mejor ciudad si resulta elegido alcalde. Salgamos a las urnas y votemos por Félix Arroyo. Es casi un deber.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.