SHARE

Por Redacción El Mundo Boston

6-no-olimpics_1

Boston – El Comité Olímpico de los Estados Unidos (USOC) descartó la candidatura de Boston para ser sede de los Juegos Olímpicos de 2024 luego que el alcalde de Boston Marty Walsh declarara que no va a poner en riesgo los impuestos de los contribuyentes en caso de que los organizadores de las olimpíadas se quedaran cortos de dinero.

Después de 7 meses y millones de dólares invertidos, la posibilidad de competir como ciudad anfitriona para realizar los juegos olímpicos del 2024 colapsó debido a los amargos debates, las malas relaciones públicas y la falta de apoyo del público.

La decisión fue tomada de manera conjunta entre el USOC y los directores de Boston 2024 por el poco apoyo recibido por parte de los habitantes de la ciudad, afirmó la entidad a través de un comunicado.

Si bien “Boston 2024” había expresado su confianza para lograr con el tiempo atraer el apoyo necesario por parte del público para pelear por la sede, decidió dejar de lado a Boston para que el Comité Olímpico de los Estados Unidos pueda disponer de otra ciudad candidata antes del límite que fijó el Comité Olímpico Internacional (COI).

No hemos sido capaces de obtener una mayoría de los ciudadanos de Boston para apoyar la celebración de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2024″, dijo Scott Blackmun, jefe del USOC.

Por lo tanto, el USOC no cree que el nivel de apoyo que tiene la oferta de Boston le permita prevalecer sobre grandes candidaturas como las de París, Roma, Hamburgo, Budapest o Toronto“, añadió.

Hasta el momento, Toronto, Hamburgo, Roma, París y Budapest han confirmado sus candidaturas, aunque hay tiempo hasta el 15 de septiembre para que se oficialicen ante el COI.

En un comunicado de prensa, el presidente de Boston 2024, Steve Pagliuca, expresó su inmensa gratitud y apreciación a todos los que participaron con su tiempo, talento, experiencia y entusiasmo para poder traer los Olímpicos a Boston.

Sabemos que todo el planeamiento para los Olímpicos, incluyendo el Widett Circle y Columbia Point, ya han beneficiado a Boston, al alcalde Marty Walsh y su proceso de planeación del 2030 y otras conversaciones cívicas del futuro de Boston, sus vecindarios y su vitalidad económica. Ahora nuestro desafío es asegurarnos que todo el esfuerzo del trabajo que se realizó, las ideas que se desarrollaron en la propuesta se encaminen para avanzar en el importante desarrollo de la economía, la vivienda, la infraestructura y las oportunidades de creación de trabajos en Boston y el Commonwealth”, concluyó Pagliuca.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.