SHARE

Boston – Massachusetts está cerca de convertirse en el primer estado del país en prohibir el uso de dispositivos que modifican las armas de fuego.

Con una votación de 151 a favor y  3 en contra, la Casa de Representantes Estatal aprobó la legislación, mientras que el Senado lo hizo de forma unánime.

Ambas cámaras legislativas buscan prevenir un incidente similar al de la masacre en Las Vegas, hecho donde el atacante utilizó un adaptador para automatizar los rifles y de esa forma poder disparar más rápido.

Las personas que violen la regulación podrían enfrentar hasta 20 años de prisión.