SHARE

Con información de AP

Boston – El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, busca fortalecer las leyes sobre la conocida “venganza porno”, mientras ofrece programas de rehabilitación para adolescentes que publiquen fotos o videos en línea.

El gobernador republicano presentó una legislación el martes para corregir una ambigüedad en la ley actual, creando duras penas para los adultos que distribuyan imágenes sexualmente explícitas de ex cónyuges o amantes con el fin de avergonzarla.

Baker dice que la ley actual se refiere a la grabación no consensuada de una persona inocente, pero no es clara en la distribución de imágenes sin consentimiento, pese a que la imagen original pudo haber sido tomada con consentimiento.

La propuesta también enviaría a los menores que envíen imágenes explícitas a un programa de rehabilitación educativa, en lugar de incluirlos en el sistema de justicia de menores que los podría dejar en cuidado estatal.