SHARE

5-marcha por niños deportados_1

Con gritos de “Massachusetts tiene corazón”, una multitud marchó de Copley Square hasta la Casa del Estado y expresó su apoyo a los niños centroamericanos que cruzan la frontera huyendo de la violencia en sus países y pidió al gobierno federal un alto a las deportaciones de menores y a la separación de familias.

“Necesitamos que el presidente Obama pase un alivio administrativo que ponga fin a esta crisis humanitaria”, dicen activistas. La marcha organizada por la Coalición MIRA y otras organizaciones pro inmigrantes llevaba como lema “Stand Up for All Children” (Unidos por los niños).

“Esta es una marcha de todas las razas, religiones, profesiones y grupos étnicos que quieren y apoyan a los menores no acompañados de El Salvador, Guatemala y Honduras que están llegando por la frontera”, dijo Cristina Aguilera, directora de la organización MIRA.

Gladys Vega, directora ejecutiva de la Colaborativa de Chelsea, llevó a una niña de origen hondureño que forma parte del grupo de menores que han llegado cruzando la frontera y la presentó como “nueva residente de su comunidad”. 

Entre los que hablaron figuraron la Senadora Estatal Sonia Chang Díaz, el Concejal de Boston, Tito Jackson, Gladys Vega, directora de la Colaborativa de Chelsea, Laura Wagner, directora ejecutiva de Unitarian Universalist Mass Action, y Lucy Pineda, directora ejecutiva de Latinos Unidos de Massachusetts (LUMA), todos ellos expresaron su apoyo a los menores inmigrantes y pidieron al gobierno parar las deportaciones. 

“Detener las deportaciones”

El gobierno federal decidió no aceptar la oferta del gobernador Patrick para acoger a los niños inmigrantes, por lo que “tenemos que levantarnos y mostrar nuestro apoyo a los niños centroamericanos que huyen de la violencia y expresar nuestro agradecimiento al gobernador”, señalan los activistas. 

El gobernador Patrick había ofrecido dar refugio a unos mil niños centroamericanos mientras sus casos sean procesados por el Servicio de Inmigración. Sin embargo, muchos niños ya están instalados en varias ciudades de Massachusetts, y siguen llegando a los Estados Unidos por la frontera. Tres de los niños llegaron con su madre hace unos días a las oficinas de MIRA y expresaron que sus vidas estaban en riesgo en El Salvador. 

“Tenemos que detener las deportaciones y empujar al presidente a pasar un alivio administrativo real”, enfatiza Lucy Pineda cerrando la manifestación.

También los activistas Julio Villagrán, Verónica Robles, Patricia Sobalvarro, el ex Concejal de Boston Félix D. Arroyo  y Damaris López, de ALPHA y el pastor y teólogo guatemalteco de Lynn, Juan González. Entre las organizaciones que tomaron parte de la manifestación figuraron Dominican Development Center, Clinicians for Healthy Families, Irish International Immigrant Center, The American Friends Service Committee y la Asociación de Abogados Hispanos de Massachusetts.

SHARE
Previous articleLo último en inmigración
Next articleRebuilding Revere

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.