SHARE

Gobernador Baker, alcalde Walsh y la comunidad en contra de grupos extremistas que han horrorizado a la nación en Charlottesville

Boston – Cierran filas contra el odio. “Boston no dará la bienvenida a lo que el alcalde Marty Walsh describió como “grupos de odio”, que podrían estar pensando en celebrar un mitin en la ciudad”. Su enfática declaración es un abierto rechazo y condena a los miembros de Ku Klux Klan, neonazis y supremacistas blancos que han horrorizado a la nación con sus manifestaciones de odio en Charlottesville, Virginia, dejando un manifestante muerto y 19 heridos. El gobernador Charlie Baker se sumó a las expresiones de condena, señalando que el Estado “no tolerará este tipo de odio y fanatismo”.

“Todavía el racismo y la intolerancia en los Estados Unidos están vivitos y coleando, por lo que las organizaciones deben estar vigilantes para rechazar este tipo de mensajes de los supremacistas blancos”, sentenció el director ejecutivo de East Boston Ecumenical Community Council (EBECC), Frank Ramírez.

“Es inquietante y enfermizo dar la noticia y ver que hay gente en este país que cree que el color de su piel o su lugar de nacimiento los hace superiores a sus vecinos”, anotó el gobernador Baker.

El Comisionado de Policía de Boston, William Evans, dijo que las agencias locales y estatales están trabajando para garantizar la seguridad de todos en una supuesta manifestación de los supremacistas blancos programada para este sábado. “No toleraremos ningún acto de violencia”, señaló Evans.

El alcalde Walsh ha reiterado que esos “grupos de odio” no tienen ningún tipo de permiso porque “Boston no te quiere aquí, Boston rechaza tu mensaje”.

Las expresiones de rechazo de distintos sectores de la comunidad se han suscitado después de actos violentos entre manifestantes blancos nacionalistas y contra-manifestantes en un mitin en Charlottesville. La televisión mostró a una joven mujer latina que había sido salvajemente golpeada.

“La supremacía blanca, el odio y el racismo han sido expuestas en su real dimensión en Charlottesville y es muy triste para toda la ciudadanía mirar que el presidente Trump se demoró en manifestarse en contra de la violencia y el terrorismo, no mostró de inmediato ningún tipo de liderazgo para asegurarnos que este tipo de acciones no iban a ser permitidas en ninguna de las comunidades del país” expresó Ramírez, destacando el papel del alcalde de Boston de asegurar que este tipo de actos violentos de carácter racial “no iban a ser tolerados en la ciudad”.

“Esos grupos de odio, que ellos llaman de libertad de expresión, lo que en realidad expresan es odio e intolerancia para las clases minoritarias y de color”, concluyó el reconocido activista costarricense.

¿Quién está detrás del mitin? 

Los organizadores del mitin que está supuesto a suceder este sábado, es organizado por un grupo llamado New Free Speech Movement, quienes insisten que no tienen ninguna asociación con los eventos y organizadores de la marcha en Charlottesville. El grupo tiene una página en Facebook bajo el nombre Boston Free Speech.

A la hora del cierre del periódico, varios oradores y presentadores que iban a participar en el ‘rally’ habían retirado su intervención y existían rumores de que el evento podría ser cancelado. Hasta el martes por la noche, el evento estaba aún planeado para el sábado 19 de agosto en el boston Common.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.