SHARE

Boston – La capital de Massachusetts comenzó el 2018 con una ola de violencia que ha dejado cuatro víctimas fatales en menos de una semana.

Durante el fin de semana, dos personas perdieron la vida, y otras resultaron heridas en tiroteos separados, informó la policía de Boston.

El sábado, alrededor de las 9 de la noche, dos hombres fueron baleados dentro de un carro en Back Bay. Uno de ellos murió, mientras que el otro está fuera de peligro.

En la mañana del domingo, otra persona fue herida en un tiroteo en Roxbury; sin embargo, no sufrió lesiones mortales.

Horas más tarde, otro individuo no corrió con la misma suerte. Alrededor de las 6 de la tarde, una persona murió tras un tiroteo en un complejo de apartamentos en Dorchester.

A diferencia del año pasado, en el que se había contabilizado un homicidio a estas fechas, este año ya suman cuatro en los primeros 15 días del año.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.