SHARE
Brasil llega al Mundial de Rusia con un seleccionado endiablado para ganar la Copa.

Brasil ha dejado atrás ese mal recuerdo. Ese fantasma que lo perseguía. La reciente victoria ante Alemania, por más amistoso que sea, le ha servido para borrar ese mal sabor de los 7 goles que Alemania le propinó en su propia casa en el Mundial del 2014.

Ahora la sensación que transmite el equipo de Tite no es la de hace ocho años con Dunga o hace cuatro con Scolari. Brasil vuelve a ser un equipazo que, sin tener la magia de los 70 o del 2002, aúna calidad con una seguridad defensiva que lo convierte en un equipo casi invencible.

Brasil tiene a un Neymar endiablado, se le considera el jugador estrella que debe guiar a Brasil hacia su sexto Mundial.

Pero Neymar no es todo el equipo. Brasil tiene jugadores con mucho talento como Coutinho, Willian, Douglas Costa, Gabriel Jesús que pueden resolver y ganar cualquier partido por más difícil que sea.

Brasil es favorito para ganar el Mundial, lo dicen también las apuestas. Nunca faltó a un Mundial y llega a Rusia con el título en la mira y con argumentos para conseguirlo.

Suiza, Costa Rica y Serbia serán sus rivales en primera ronda, pero ninguno asusta. Brasil, en cambio, sí lo hace. Sobre todo Neymar, su capitán y figura, que llega con 26 años, la edad ideal para este tipo de torneos, la misma que tenía Diego Maradona en México 86 y Lionel Messi en el 2014. Y que lo posiciona como líder de un equipo armado, que lleva la táctica que ordena Tité, pero al que también le gusta tener la pelota y hace valer sus individualidades.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.