SHARE
En las pasadas elecciones hizo historia cuando fue elegido Concejal At Large con la más alta votación.
Su lema de campaña es “Ahora le toca al pueblo” porque, según dice en una entrevista exclusiva con El Mundo Boston, “hay una necesidad imperante de que haya un cambio real en Lawrence con cero tolerancia al crimen, a la delincuencia, pero con inversión en programas destinados a apoyar a los jóvenes”.

Cero tolerancia. Brian de Peña se despunta. “Ya estamos en la pista”, dice a El Mundo Boston en una amplia entrevista en las instalaciones de “Tenares Tire Services”, uno de los pequeños negocios que impulsó con su familia y ahora es uno de los más conocidos por la comunidad. De Peña quiere saltar de Concejal At-Large, cargo al que llegó con la más alta votación en las pasadas elecciones, a la Alcaldía de la ciudad. “Sí se puede”, repite una y otra vez el pequeño empresario dominicano que lleva toda una historia de vida en Lawrence, pero que recién hace cuatro años se embarcó por primera vez en la política.

“Hay mucho por hacer en Lawrence”, dice. “Pero nuestro trabajo de llegar a la Alcaldía va a ser de la mano de todos los lawrencianos. De ahí el lema de nuestra campaña es ‘Ahora le toca al pueblo’. Porque el pueblo quiere y necesita gobernar su ciudad para hacerla crecer y darle mayor seguridad”, anota.

De Peña se precia haber hecho un buen trabajo como Concejal At-Large, pero apunta que en sus casi 30 años viviendo en la ciudad siempre estuvo al servicio de la comunidad “dando la mano, aportando, ayudando al que lo necesita”. De Allí que en las cuatro ocasiones que corrió para Concejal fue el más votado.

 

 

Cero tolerancia a las drogas y a la delincuencia

Brian de Peña trae a la memoria sus experiencias que ha tenido como empresario expuesto a ser víctima de los drogadictos y de la delincuencia que “nos azota. Muchos son los vecindarios que sienten este problema con más fuerza”.

“Nosotros si llegamos al gobierno municipal vamos a diseñar junto a las autoridades, al jefe de la policía y su Departamento, una política de cero tolerancia en cuanto al crimen, la prostitución y las personas que deambulan de manera delictiva por nuestros vecindarios y centros comerciales, molestando a nuestros clientes e incluso hasta amenazándolos”.

“Habrá una política en ese sentido de cero tolerancia y un reordenamiento de la manera en que nosotros distribuimos a nuestros oficiales en toda la ciudad y en diferentes vecindarios. Después de las 9:00 de la noche Lawrence es tierra de nadie y eso tiene que cambiar. Vamos a incrementar el horario nocturno de la policía en la ciudad. Esa cantidad de oficiales debe ser aumentada. Para que nosotros vivamos tranquilos y no la policía”.

“Necesitamos un gobierno empresarial”

Brian de Peña por ahora no tiene contendientes, está solo en la palestra política municipal. “Ya vendrán otros candidatos” dice, abordando otro de los aspectos que le preocupa como es el Departamento de Obras Públicas de la ciudad.  “Hay que transformarlo y modernizarlo dándole los recursos que necesita y revaluar nuestro presupuesto para ver donde están las necesidades, porque en la mayoría de casos el presupuesto está diseñado para satisfacer y complacer algunos intereses políticos y servirse políticamente dando favores y privilegios. Yo voy acabar con eso sino perdería mi tiempo”.

El candidato del pueblo como se define habla claro, sin tapujos y aclara que su decisión de postularse a la Alcaldía “no es para buscar fama o una posición más alta porque eso ya lo tiene sino lo hace para servir al pueblo. De resultar elegido sería la primera vez en la historia moderna de la ciudad que un micro empresario gobierne la ciudad con un sentido empresarial. Quiero poner a Lawrence en el negocio de servir a su gente”.

Las quejas, las críticas

“Es mucha la gente que se queja, que critica y yo creo que hay que motivar e incentivar a todos los empleados de la ciudad, incluyendo la policía que tiene seis años sin un contrato de trabajo. Cómo puede servir esta gente con entusiasmo, con migajas de aumento. Vamos a trabajar para ser muy disciplinados en eso, con los contratos de trabajo con los empleados a fin de darles salarios justos para que presten un mejor servicio a la comunidad. Hay un grupito que recibe aumentos, el amiguismo tiene que acabar”, anota.

Otra de sus preocupaciones va a ser darle entrenamiento a los empleados “primero con salarios justos y buen trato para que la comunidad reciba el más alto servicio al cliente. Hay que acabar con la vieja costumbre de que si no están con la administración hay que perseguirlos con multas y mandándoles inspectores abusivos. El pueblo es el dueño del gobierno y no al revés”.

De Peña se muestra cuidadoso, prefiere no hacer críticas a los alcaldes que han pasado por Lawrence, enfatizando sin embargo que “nuestros jóvenes no han sido su prioridad. Yo voy a lograr aumentar el presupuesto de recreaciones” dice, señalando que hay un gran entusiasmo por su candidatura. “El pueblo lo siente como un proyecto muy suyo, lleno de esperanza. Los cambios tienen que venir”.

Otro ángulo

Las explosiones de gas “Siguen siendo un dolor de cabeza”

El Concejal At-Large de la ciudad y candidato a la alcaldía de Lawrence habla claro y aborda el tema de las explosiones de gas “como el mayor daño que se ha hecho a nuestra gente. En lo primero que se falló es en no haber tenido un plan de ayuda inmediato. Lo que se hizo estuvo basado en promesas y en cosas que vendrían, en incertidumbre”, enfatiza Brian de Peña.

Desde que ocurrieron las explosiones de gas que destruyeron viviendas en Lawrence, Andover y North Andover, De Peña ha estado al lado de las familias damnificadas, enfatizando que “se ha tratado a la gente como un número y no como seres humanos”.

“El daño sicológico que ha sufrido nuestra gente es grande y hay personas que todavía tienen miedo cuando abren el gas para cocinar”.

El Concejal At-Large señala que más del 95 por ciento de la gente damnificada “sigue sufriendo, sintiendo el frío de la noche, gente que se está enfermando, tengo una nieta que pasó en el hospital por una gripe que no la aguanta, hay gente invalida que no puede salir de sus casas y estoy llevando calentadores”.

“Que va a pasar con esa gente que no tiene calefacción ahora que el tiempo se está enfriando. Ahora ya viene Acción de Gracias y luego la Navidad y no creo que vamos a tener soluciones para esa fecha”.

Por ahora, según dice De Peña, “no ha variado en nada, nuestra gente sigue sin servicio de gas, padeciendo las inclemencias del tiempo, hay cantidades de negocios cerrados y es una tragedia doble, porque hay restaurantes que no pueden abrir sus puertas y hay gente que ha perdido el trabajo. Se están ofreciendo préstamos con mil requisitos, no más de 50 mil dólares para los que califiquen”.

El Concejal señala también que los diez millones de dólares que ha dado la compañía de gas ”no los va a cobrar a futuro incrementando los precios del servicio, ya lo veremos, tienen dos años pidiendo un incremento, ahora tendrán la justificación a su reclamo”.

Algo más

“Quiero pedir a nuestra gente que tenga fe y optimismo en el futuro porque estaremos siempre a su lado como lo hemos estado en los últimos casi 30 años. Mi esfuerzo está apoyado por un grupo de buenos ciudadanos que quieren trabajar unidos para sacar a Lawrence y ponerlo en el lugar que nosotros nos merecemos”.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.