Home North Shore Brindando días de felicidad a ‘viejitos’ de Revere

Brindando días de felicidad a ‘viejitos’ de Revere

SHARE

En Revere Adult Day Health Care Center la vida es más sabrosa. Allí se reúnen todos los días unas 300 personas de la llamada Tercera Edad de diversos países y culturas para dejar de lado la soledad y las preocupaciones y reírse de la vida. 

Por Máximo Torres 

➥➥ Revere Adult Day Health Care Center un hogar amable
y divertido para los adultos mayores de la zona.

Revere, MA – Pedro Greici es peruano y tiene 97 años de edad. Cuando joven fue malabarista y lo recuerda como si fuera ayer. Como él son muchas las personas de origen salvadoreño, guatemalteco, hondureño, dominicano, puertorriqueño y de otros países latinoamericanos que le dan “vida a su vida” en Revere Adult Day Health Care Center (RADHCC)que es un servicio que da el estado los 7 días de la semana que incluye cuidado de salud y entretenimiento de lo más diverso y variado. La idea es reírle a la vida y dejar de lado la soledad y las preocupaciones.

Claudia Escobar, una inmigrante de origen colombiano, es la directora del Centro desde que abrió sus puertas hace seis años con 70 ancianos y ahora ya tienen casi 300. “Es una comunidad muy diversa en cultura, religión, historia”, dice.

“Cada persona es una vida diferente, una preocupación diferente y a muchos de ellos los mataba la soledad. Este es un país en el que las familias no tienen tiempo para ver a los ancianos, el trabajo los envuelve”, anota Escobar que es odontóloga y trabajadora social de profesión en su país y en Boston hizo una especialización en abuso de sustancias.

➥➥ Los más fieles lectores del periódico El Mundo.

Víctor Velásquez también colombiano es director de Marketing, pero son muchos los profesionales que trabajan en el Centro como Cindy Terrero, Sandra Moreno, Blanca Flores, Domingo Vargas, Ramiro García, Letonia Cuevas, enfermera, y María Robles que es masajista y terapista.

Domingo Vargas es dominicano y uno de los motivadores del grupo. “Lo que buscamos es transmitir alegría y hacerles la vida más fácil a estas personas de la Tercera Edad”, expresa. Los ancianos se divierten jugando los más diversos deportes y bailando. El dominó es pasión de unos, para otros es la pelota, el billar o el bingo. Hay juego y diversión para todos, incluyendo la computación. Pero lo primordial es el cuidado de la salud.

Fidelina Magaña cumplió este mes de abril 87 años de edad, es salvadoreña, y se lo celebraron con música y pastel. Ana Restrepo tiene 90 años y María Restrepo 87, ambas colombianas, Margarita Espinoza tiene 68 años y es salvadoreña, Dominga Ortiz es puertorriqueña con 83 años, Rosa Franco tiene 65 años y es guatemalteca, Fidelina González tiene 89 años y es de Honduras, Olga Torres es puertorriqueña y tiene 65 años, Juana Jiménez también tiene 65 años y es salvadoreña, Francisca Portillo es de El Salvador y tiene 87 años, Carmen Munguia tiene 75 años y es salvadoreña, Luz Coters es puertorriqueña con 77 años y Lidia Murillo (78), Lidia Dolores (86) e Iluminada de Alvarez (81) son de origen dominicano.

Cada una de ellas tiene una historia diferente, una vida distinta, pero son inmigrantes al fin que están terminando sus días en un centro que les da todo tipo de atención. Mil años de felicidad quedan cortos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here