SHARE

Boston – Las denominadas “robocalls”, llamadas fraudulentas que ofrecen cruceros gratuitos y modificaciones de préstamos, podrían llegar a su fin.

Legisladores de massachusetts aprobaron un proyecto de ley que prohibe las llamadas automatizadas de cualquier tipo a teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos.

La propuesta no incluye las llamadas automáticas de los sistemas escolares, alertas del gobierno y algunas de proveedores de servicio de salud.

El proyecto de ley todavía tiene que ser aprobado por el senado pero según los servicios de bloqueo de “robocalls”, Boston es la ciudad número 36 con más llamadas de este tipo en el país.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.