SHARE

Por Carlos Quintero

5-problema ninos en la fronteraDesde Washington, el Gobierno de Estados Unidos intensifica  sus esfuerzos para detener el arribo de miles de niños que intentan cruzar la frontera sur sin la compañía de adultos.

La crisis humanitaria ha desatado un fuerte debate político.

Las culpas recaen en las leyes actuales, las políticas del presidente Barack Obama o la respuesta de las autoridades fronterizas.

Los críticos del presidente cuestionan la actuación federal, con el argumento de que la administración demócrata está haciendo  poco o que demora las gestiones para detener esta oleada, la cual se incrementó de manera notable en los últimos meses.

“Las cifras definitivamente han aumentado”, admitió  el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

“Creo que vamos a frenar esta tendencia”, afirmó el funcionario y agregó “no hay pases libres” para quienes entran en territorio estadounidense sin autorización.

Esta ola inesperada de inmigrantes menores de edad ha sorprendido a los agentes de la ley, los tribunales, los centros de detención y las agencias de cuidado de salud que tratan de controlarla.

Más de 100 residentes de California no permitieron el acceso de tres autobuses con 140 indocumentados transferidos desde Texas (suroeste) a instalaciones de las autoridades fronterizas.

El Congreso ha sido culpado por el Secretario de Seguridad Nacional por no aprobar el proyecto de reforma migratoria, con lo cual se hubiese evitado la crisis humanitaria.

En mayo, las fuerzas del orden detuvieron a unos 48 mil inmigrantes a lo largo de la frontera de Texas, entre ellos nueve mil 700 niños sin compañía de mayores.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.