SHARE

Lowell, MA – Continúa la controversia en Lowell por la lamentable muerte de un pequeño atacado por perros Pitbull.

El concejo de la ciudad se reunió el martes para buscar una regulación que prevenga sucesos como el del niño de 7 años de edad.

Con una votación unánime, el cabildo autorizó a la ciudad para que investigue mecanismos que controlen a los caninos agresivos.

Aún se desconoce  públicamente la identidad del infante que perdió la vida el sábado en la noche.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.