SHARE

10345810_10154994711540413_4556449148039700740_nA  estas alturas el año pasado, se pudiera haber marcado el encuentro entre Boston e Indiana como una derrota para el equipo local sin jugarlo. Sin embargo, en noviembre del 2014, los Pacers y Celtics son dos equipos que van por caminos opuestos, y eso fue evidente en el encuentro de hoy.

Los Pacers, quienes estuvieron a tan solo una victoria de clasificar a las finales de la NBA el año pasado son un equipo casi irreconocible. Sólo Roy Hibbert regresó como titular del equipo del año pasado pare el juego de hoy. Los Pacers han sido decimados por lesiones que incluye a su jugador estrella, Paul George, quien sufrió una lesión horrorosa mientras jugaba con la selección nacional durante el verano. Indiana llegó a Boston con tan solo una victoria y 4 derrotas.

Los Celtics por su parte, a pesar de haber perdido 3 encuentros consecutivos, llegaron jugando un estilo de juego muy competitivo y efectivo. Sin contar el encuentro contra Houston el sábado pasado, los Celtics han sorprendido a muchos y jugado muy bien contra equipos de alto calibre. Han sido los pequeños errores al final de los juegos que finalmente han resultado en las derrotas.

Esta noche empezó muy similar a eso últimos encuentros, pero los Celtics finalmente supieron concretar la victoria, ganando 101-98 un encuentro que estuvo muy reñido en el segundo tiempo y que vio al equipo perder a uno de sus jugadores más prometedores.

El equipo volvió a jugar como el equipo que debutó contra Brooklyn hace una semana y media con buen movimiento del balón y presión en la defensiva. Un comienzo rápido resultó en una ventaja de 21-14 después de tan solo 6 minutos. Los Pacers lograron recuperarse y al final del primer cuarto el marcador mostraba solamente una ventaja de 4 puntos para el equipo local, 30-26.

En el segundo cuarto ocurrió lo mismo. Los Celtics abrieron ventaja de doble dígitos, solo para que Indiana se acercara en los últimos momentos del período, 55-52. Jeff Green lideró a la ofensiva para los Celtics con ataques a la canasta y tiros de larga distancia.

En el segundo tiempo la cosa se puso reñida. Ningún equipo logró abrir ventaja de más de 5 puntos en el tercer cuarto pero fueron los Pacers que finalizaron el período con la ventaja de 75-73.

El último cuarto empezó igual de apretado, con los dos equipos intercambiando canastas. Sin embargo las cosas cambiaron cuando quedaban tan solo 8 minutos y Marcus Smart, el novato de los Celtics, fue víctima de una falta complicada de parte de los Pacers. Smart se dobló el tobillo y resultó en el suelo por varios minutos hasta que fue necesario pedir una camilla para llevarlo de la cancha.

B14rPGECUAEwbLo

La lesión es mala noticia para el equipo. Aún no se sabe si la lesión es simplemente una doblada común o algo más serio como una fractura. El equipo sabrá más luego de que se lleven a cabo exámenes esta noche.

Sin embargo, la lesión pareció motivar a los compañeros de Smart y al público que subió el volumen en el estadio dando al equipo apoyo más comúnmente visto en encuentros de Playoffs. Al momento de la lesión, Indiana ganaba por 2 puntos pero los Celtics rápidamente remontaron el marcador.

El encuentro se mantuvo cerca en los últimos minutos pero fueron los Celtics que finalmente lograron finalizar una victoria con paros defensivos claves y 4 tiros libres hechos por Jeff Green y Avery Bradley en el último minuto.

El delantero Jared Sullinger fue el máximo anotador para los Celtics con 17 puntos. También agregó 6 rebotes y 5 asistencias.

Como empieza ser común para los oponentes de los Celtics, fue el poste, Roy Hibbert, quién tuvo el mayor éxito contra la defensiva local. Hibbert anotó 22 puntos y 11 rebotes utilizando su tamaño como ventaja contra los diminutivos delanteros de los Celtics.

Los Celtics continuán la temporada mañana contra los Chicago Bulls. El encuentro se llevará a cabo a las 8 de la noche en la ciudad de los vientos.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.