SHARE

Por Ciro Arturo Valiente

Boston – Si el miércoles los Cavaliers acabaron con la fiesta de los Celtics, esta noche los enviaron a terapia intensiva luego de ganarles por paliza 130-86 en el TD Garden.

Con 30 puntos y 7 asistencias de Lebron James en 33 minutos de actuación, Cleveland ganó el segundo juego de la final de la Conferencia Este ante unos Celtics que no consiguen la forma de defenderlo.

En el primer cuarto, los Cavaliers nuevamente aplastaron a los Celtics sacándoles una ventaja de 14 puntos para un parcial de 32-18. Irving anotó 9, Love 8 y James agregó 5 puntos y 5 asistencias.

Por los Celtics, Gerald Green, la apuesta del entrenador Stevens para el quinteto inicial, anotó dos triples sucesivos y culminó el período con 6 tantos.

En el segundo cuarto, Cleveland remató al equipo local al ganarle 40-13, y terminar la primera mitad con una ventaja de 41 puntos, déficit que estableció un récord en la NBA como el más amplio en un juego de playoffs. El anterior ocurrió en 1987 cuando Washington culminó con un déficit de 40 puntos ante Detroit.

A partir de allí Boston nunca pudo recuperarse, perdiendo vergonzosamente por una ventaja nunca antes vista en un juego de playoffs para la franquicia.

Por Cleveland, Irving agregó 23 tantos, mientras que Love sumó 21 puntos y 12 rebotes, todo eso sin jugar el último cuarto.

Por los Celtics, Jaylen Brown fuel el máximo anotador con 19 puntos, mientras que Avery Bradley sumó 13, y el dominicano Al Horford 11.

La estrella de Boston, Isaiah Thomas, solo anotó 2 puntos desde la línea de tiros libres, terminando el partido con 0-6 en lanzamientos de campo. Al finalizar la primera mitad no volvió más al tabloncillo debido a un estirón en la cadera derecha.

Los Celtics seguirán la final del Este en Cleveland donde intentarán evitar una barrida. El próximo juego es el domingo a las 8:30 de la noche.

Foto: NBA.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here