SHARE
Martha Regalado, vendedora de El Mundo Boston.

Boston – Buena cara ante la adversidad. Este es el lema que describe a Martha Regalado, una de las vendedoras de publicidad que tiene el periódico El Mundo, cuando después de quebrarse el pie ha seguido trabajando, sin pausas, “cojeando, pero pisando fuerte”.

Martha, desde hace dos años y medio, es la encargada de vender la publicidad del periódico, de visitar a los clientes, de presentarles las promociones y los eventos en donde pueden pautar un espacio para anunciar sus productos y negocios. Trabajo que realiza día a día y cumple con “pasión, pero sobre todo con mucho amor”, anteponiendo a Dios sobre todas las cosas “sin él no somos nadie”, afirma con convicción.

El 23 de mayo del presente año hubiese sido un día como cualquier otro, pero pasó algo inesperado, al mediodía, bajando las escaleras de la oficina de un cliente, Martha, no se percató del último escalón, porque llevaba la carpeta de trabajo en la mano, se lo saltó sin querer, resbaló, cayó sobre su pierna y se partió el pie izquierdo. Pese al intenso dolor, se levantó sola, caminó e inmediatamente llamó a su esposo, quien la llevó de emergencia al hospital. El diagnóstico médico fue fatal, aunque no necesitó de ninguna operación, “fractura del hueso calcáneo”, que es el que forma el talón. Lleva puesta hace tres meses una bota ortopédica y va a terapia. “El ortopedista me dijo que necesito cuatro semanas más con la bota y seguir en terapia”, manifestó quien cargada de entusiasmo dice “yo así sigo vendiendo publicidad”.

Algo más de Martha

Está casada desde hace 29 años, tiene tres hijos y cuatro nietos. Es colombiana. Estudió Mercadeo en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá. Vive en Boston hace 18 años. Lo que más extraña de su país es la comida, su favorita es el “sudado de Nicuro”, que es un plato que se prepara con pescado al vapor, papas y yuca. Una de las virtudes que tiene Martha es ser agradecida con sus amigos y las personas que le extienden una mano solidaria como lo hizo el doctor Víctor Mourre de Boston Cosmetic & Laser Center y Daniel Luberto del Luberto’s Bakery, al estar pendientes de ella en este momento difícil que le está tocando vivir.

La fractura del pie le dejó mucha frustración y dependencia familiar, pero agradece a Dios porque su esposo ha sido su apoyo incondicional al igual que sus hijos. “La familia es lo más grande que uno puede tener en la vida” concluye esta mujer que, además de vender publicidad, vende sueños de lucha y perseverancia ante la adversidad de la vida.

Contáctese con “Martica” para su próxima publicidad en El Mundo, llámela al 781-853-8337 o escríbale a martha@elmundoboston.com