SHARE

El salón del Comité de legisladores en la Casa del Estado que iba a deliberar sobre el proyecto de ley para darle licencia de conducir a los inmigrantes indocumentados resultó pequeño para recibir el “carga montón” de líderes y activistas latinos, muchos de ellos con camisetas que decían “save roads save lives yes” en apoyo a la propuesta conocida como “Conducción segura”.

3-piden por licencias de conduccion

Durante gran parte de la tarde, la comunidad latina representada por líderes de diferentes organizaciones pro-inmigrantes participó de la audiencia pública para debatir el proyecto que, según dicen, tiene el 86 por ciento de apoyo de distintos sectores de la población.

Pero todavía hay un largo trecho por recorrer, hay una oposición que no cede y que se resiste a darle licencia de conducir a los indocumentados pese a estar conscientes de que la propuesta llevaría a Massachusetts a ser un estado más seguro y con más orden.

La Representante estatal Tricia Farley Bouvier, demócrata de Pittsfield que co-patrocina el proyecto de ley, dice que darle licencia a los inmigrantes indocumentados “es una necesidad y sabríamos quien está capacitado y competente para manejar”. En su pueblo muchos de los conductores manejan sin licencia porque no tienen la opción de tomar el transporte público.

La audiencia de la Comisión de Transportes enfrentó a los legisladores en su mayoría liberales y activistas contra los republicanos conservadores.

El representante estatal John Fernandes, demócrata de Milford, dijo que el proyecto no habría evitado la muerte de Matew Denice, un joven estudiante que fue arrastrado hasta la muerte por una camioneta conducida por un inmigrante indocumentado de Ecuador que estaba borracho.

“Esa persona todavía habría estado conduciendo en la calle sin licencia y eso es parte de nuestro problema”, anotó.

Alcaldes de diferentes ciudades y jefes de policía han expresado su apoyo al proyecto de ley. El sargento de la Policía de Fitchburg, Glenn Fosa, expresó que “el miedo está en ambos lados” pero como oficial de policía con 30 años de servicio cree que “el proyecto de ley es un paso en la dirección correcta”.

El Representante estatal Marc Lombardo, republicano de Billerica, se opuso a darle licencia de conducir a los indocumentados porque, según su apreciación, “se estaría dando identificación a los que están ilegalmente aquí para ocultarse en la sociedad. Ese proyecto de ley haría a Massachusetts en una especie de imán”.

Muchos de los líderes que representan a una coalición de 50 organizaciones pro-inmigrantes defendieron el proyecto de ley y le dijeron a los legisladores “basta de juegos, vamos a resolver este problema”.

Otros estados ya han aprobado darle licencia de conducir a los indocumentados, lo que le daría no sólo más seguridad a las carreteras sino que el Registro de Vehículos Motorizados recaudaría 15 millones de dólares en nuevos ingresos y daría un negocio adicional a las escuelas de educación vial, junto con otros beneficios como reducir el gasto de la policía y el sistema judicial.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.