SHARE

Boston – Un residente de Chelsea y miembro de la Mara Salvatrucha fue sentenciado el jueves a 22 años en una prisión federal por intento de homicidio, y complicidad en el asesinato de un inocente.

En el 2014, Bryan Galicia Barillas, alias Chucky de 21 años de edad, le entregó una pistola a otro pandillero y planificó el homicidio de un miembro de una pandilla rival.

Sin embargo, cuando le dispararon solo lo hirieron, mientras que otra bala acabó con la vida de una persona que estaba viendo por la ventana de su casa.

Además, en el 2015, el guatemalteco apuñaló a un individuo de otra organización criminal en Chelsea.

Al salir de la cárcel, Barillas deberá cumplir cinco años de supervisión judicial, y posteriormente podría ser deportado a su país natal.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.