SHARE

Por el alcalde Marty Walsh

Tengo suerte de llamar a Boston mi hogar.

Mis padres inmigraron con poco más que su esperanza de una vida mejor. Me criaron en Dorchester, donde aprendí el valor del trabajo duro, las segundas oportunidades y defender lo que crees, pase lo que pase. Y esta ciudad hizo realidad mi sueño.

Como alcalde, he luchado día a día para hacer de Boston una ciudad donde todos puedan hacer sus sueños realidad. En los últimos cuatro años, hemos progresado mucho juntos: hemos mejorado nuestras escuelas, construido viviendas más asequibles, creado buenos empleos y hemos hecho que las comunidades sean más seguras. Boston es más fuerte ahora de lo que era hace cuatro años, pero no hemos terminado. Es por eso que me postulo para la reelección, para poder seguir trabajando por ser una ciudad que funcione para todos nosotros.

Comienza en nuestras escuelas: aumentamos el presupuesto de las Escuelas Públicas de Boston todos los años, por un total de $154 millones en nuevos recursos. Creamos 725 nuevos asientos de pre-kinder de alta calidad para que más niños de 4 años tengan el sólido comienzo que necesitan. Agregamos más tiempo de aprendizaje al día escolar para 23.000 estudiantes. Construimos la primera escuela secundaria nueva de Boston en 22 años, la vanguardista Academia STEM Dearborn 6-12. Hicimos que la universidad de la comunidad fuera gratuita para los graduados de BPS de familias de bajos ingresos para que más bostonianos puedan ir a la universidad.

También hemos abordado la crisis de la vivienda. En 2014, revelé un plan para agregar 53.000 unidades de vivienda para 2030, incluidas miles de viviendas nuevas para familias de bajos ingresos, familias de clase media y personas mayores. Con 22.000 unidades ya construidas o en construcción, estamos adelantados para alcanzar esas metas, y está teniendo el efecto correcto: las rentas de las viviendas se están estabilizando. Al mismo tiempo, hemos otorgado viviendas permanentes a 1.200 personas que anteriormente no tenían hogar, y hemos terminado con el problema crónico de tener veteranos en situación de calle en nuestra ciudad. Algo de lo que estoy muy orgulloso.
Siempre he creído que un buen trabajo remunerado es la base del Sueño Americano. Es por eso que he luchado para construir una economía fuerte que funcione para todos. Hemos agregado 60.000 empleos y con compañías como G.E., Lego Education y Reebok, nos hemos convertido nuevamente en una ciudad de referencia. Dirigimos $11 millones a la capacitación laboral de miles de residentes de bajos ingresos de Boston, conseguimos cientos de pasantías que conducen a buenas carreras, e invertimos $5.2 millones en empleos para jóvenes. Estamos extendiendo nuestro apoyo a los empresarios locales con el primer Plan de Pequeñas Empresas. Hay mucho más por venir. Toda mi vida, he estado con gente trabajadora, y siempre lo haré.

En estos tiempos inciertos, ser alcalde de esta gran ciudad significa proteger a los bostonianos de las decisiones imprudentes en Washington. Soy hijo de dos orgullosos inmigrantes, y sé que las familias inmigrantes hacen que esta ciudad sea grandiosa. Sin importar qué, siempre defenderé a las personas de Boston y los valores de Boston.

Estos son solo algunos de losgrandesdesafíos que hemosasumido.Ya sea nuestro trabajo luchando contra el cambio climático, nuestras inversiones en arte y cultura, nuestros esfuerzos para convertirnos en una ciudad más amigable con las bicicletas, o nuestros compromisos con nuestros adultos mayores, Boston ha demostrado que ante la ausencia de liderazgo federal, los alcaldes pueden liderar, y eso es justo lo que estamos haciendo.

Estoy muy orgulloso de todo lo que hemos logrado en los últimos cuatro años y de formar parte de una ciudad en donde la diversidad es el motor que nos impulsa todos los días. Gracias a El Mundo Boston por permitir que estas palabras no queden en el aire y servir de puente para mantenernos conectados e informados de nuestros avances, así como de nuevos retos y oportunidades.

Hay más trabajo por hacer. Así que los invito a que me acompañen a comprometerme nuevamente con este trabajo. Durante los próximos cuatro años, seguiremos luchando para asegurarnos de que Boston sea verdaderamente una ciudad para todos nosotros.