SHARE

9-saludUn estudio reciente afirma que el consumo moderado de alcohol puede estimular el sistema inmunológico y favorecer el combate de infecciones. Publicada en la más reciente edición de la revista especializada Medical Daily, la investigación expone los resultados de un experimento realizado con monos que fueron inyectados contra la viruela.

Según los autores del artículo, se dividieron en dos grupos a estos animales, uno con acceso a un cuatro por ciento de etanol y otro con acceso a agua con azúcar.

Los especialistas los observaron por 14 meses, tiempo durante el cual algunos monos bebieron más que otros y fueron vacunados nuevamente tras siete meses. El estudio plantea que los animales que consumieron más etanol respondieron peor a la vacuna, en comparación con los que tomaron agua con azúcar.

Sin embargo, los monos que bebieron el alcohol de forma moderada tuvieron una mejor respuesta al fármaco que los que consumieron solo el agua azucarada.

Aunque los científicos no conocen el por qué de esta reacción del sistema inmunológico, consideran que una investigación más detallada podría encontrar nuevas formas de mejorar la respuesta del organismo a las infecciones y vacunas.

Recientemente un grupo de científicos australianos aseguró que el consumo moderado de alcohol influye de forma positiva en la vida personal de las personas.

Basados en un sondeo de las historias de mil 580 personas, los expertos concluyeron que quienes toman esta bebida tienen un 30 por ciento menos de probabilidades de padecer problemas de tipo sexual.

Según las encuestas, los hombres que consumen de cuatro a cinco porciones de bebidas alcohólicas por semana no tienen problemas de erección u otros trastornos sexuales; en comparación con aquellos que no consumen durante un tiempo muy prolongado.

Por otro lado, la revista científica Alcoholism: Clinical and Experimental Research publicó un estudio donde sus autores defienden que los bebedores moderados viven más que quienes no toman nada de alcohol.

Sobre el tema, investigaciones previas sostienen que un consumo moderado y regular de vino se asocia con varios beneficios para la salud, específicamente para el sistema cardiovascular.

Otras tesis científicas plantean que el alcohol puede disminuir considerablemente las posibilidades de contraer artritis en la vejez; por otro lado defienden que la cerveza y el vino pueden aumentar el denominado colesterol bueno.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.