SHARE

Se hacen esfuerzos para poner fin a la violencia

Destinarán millones de dólares para mejorar la seguridad reduciendo acceso a armas de fuego y de asalto y dando mayor atención a los programas del Departamento de Salud Mental.

patrick-meninoAlto a la violencia. La trágica muerte de 20 niños en una escuela de Connecticut ha puesto de vuelta y media a todo el país. A nivel estatal, el gobernador Deval Patrick ya tiene en sus manos un proyecto de ley para mejorar la seguridad reduciendo el acceso a armas de fuego y de asalto y una mejor verificación de antecedentes penales, mientras el presidente Obama usó sus poderes para emitir 23 órdenes que no requieren aprobación del Congreso con el propósito de frenar la violencia causada por las armas de fuego.

El paquete de medidas de Obama de 500 millones de dólares busca crear un mecanismo para averiguar los antecedentes penales y la prohibición de armas de asalto de tipo militar y de alta capacidad y sofisticadas municiones.

Las medidas ejecutivas incluyen requerir a las agencias federales hacer disponibles más datos personales para verificar los antecedentes criminales, el nombramiento de un director a tiempo completo en la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, y otro cargo de investigación y violencia armada en la dirección de los Centros para el Control de Enfermedades.

A nivel estatal el gobernador ya puso sobre el tapete un proyecto de ley que tiene como objetivo dar mayor seguridad a sus habitantes y que incluye un aumento de cinco millones de dólares para los programas del Departamento de Salud Mental (DMH) que promuevan la seguridad pública.

“Hemos presentado una legislación para abordar el problema de la violencia armada y la posesión ilegal de armas. Hoy en día, lo hacemos de nuevo junto con una importante inversión en programas de salud mental. La enfermedad mental se puede tratar, y nuestras comunidades están más seguras cuando los servicios y apoyos apropiados están disponibles para las personas que lo necesitan”, indicó Patrick.

Contra los vendedores
de armas

Menino dice que en sus 20 años de alcalde de Boston ha visto como el gobierno es intimidado por los vendedores de armas.

Salvemos vidas. “Por las 33 vidas estadounidenses que se pierden cada día y por la horrenda muerte de niños en la escuela de Newtown apoyemos al presidente Obama contra los grupos de presión que no quieren un control de armas”, pide el copresidente de la Asociación Nacional de Alcaldes, Thomas Menino, en una declaración en la que critica a la Asociación Nacional del Rifle por tratar de ridiculizar al presidente en un comercial televisado.

“En los 20 años como alcalde de Boston he visto como el Gobierno es intimidado por intereses creados que ignoran el deber de las autoridades de proteger a los ciudadanos de la violencia armada”, anota.

Menino califica de “histórica” la propuesta del presidente al usar sus poderes para emitir 23 órdenes que no requieren aprobación del Congreso con el propósito de frenar la violencia causada por las armas.

 

La voz de una comunidad

Tito Meza, miembro del Comité Escolar de Chelsea: “Estoy en contra de la venta de cualquier tipo de armas, porque no necesitamos armas sino un ambiente civilizado y de convivencia, tenemos mucha violencia en la sociedad y uno de los motivos principales es el dinero, la ganancia que les reporta a los fabricantes de armas. A ellos no les interesa el ser humano sino el dinero, la ambición de enriquecerse sin importar cuanta gente muere. No creo que militarizando las escuelas vamos a encontrar una solución, no es necesario tener policías armados en las escuelas y creo que los padres, los maestros, el sistema deben ser un instrumento de paz y de respeto”. 

Juan López, reconocido activista y miembro del Concejo de la Ciudad de Boston: “El derecho de tener un arma de fuego es un derecho constitucional de los Estados Unidos, pero este tipo de armas que se está tratando de regular es necesario que tenga un limite. Ametralladoras, armas que tiene capacidad de disparar 30 ó 50 balas seguidas para hacerle daño a otra gente no puede estar en manos de cualquier persona. En todo hay regulaciones y hay que ponerle límites a los compradores de armas. Lo malo es que hay muchos intereses creados porque los fabricantes dominan el mundo, tienen un gran poder económico y han puesto armas de guerra en manos de civiles. La masacre de Newtown nos puso en alerta y hay que regular el uso de ese tipo de armas”.

Marcos Devers, Representante estatal: “Se tienen que adoptar medidas más severas, pero hay que ver este problema de una manera balanceada, más control de armas y de salud mental de los usuarios, más control en el sentido de limitar la cantidad de armas y de municiones del que se permita. Lo que se va a buscar es mejorar los reglamentos existentes y que obviamente den más protección a la ciudadanía. Se controlaría el acceso a las armas a personas que tengan un historial de riesgo y por otro lado la cantidad de armas y los tipos de armas que en algunos casos son de guerra más que de protección. La posición del presidente Obama es sabia, pero a la Asociación Nacional del Rifle no le gusta, pero tiene que haber un control. Vamos a tomar decisiones, pero desgraciadamente se toman cuando ocurren desgracias como la de la escuela de Newtown”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here