SHARE

Tal como lo habíamos previsto, el debate sobre inmigración avanza lentamente en el Congreso de Washington, pero fuera de la capital estadounidense el número de leyes y resoluciones migratorias se ha disparado.

Los estados republicanos están aprobando medidas en contra de la inmigración ilegal, mientras los demócratas ayudan a inmigrantes sin papeles.

Legisladores en 43 estados han aprobado 311 leyes y resoluciones relacionadas con inmigración desde enero hasta junio de este año.

En Colorado, Oregón y Minnesota, estados demócratas, se facilitaron medidas que ayudan a estudiantes sin papeles a acceder a universidades.

En Indiana, republicano, se obligó a los estudiantes a demostrar ciudadanía estadounidense si quieren solicitar ayuda financiera para la universidad.

Las leyes y resoluciones se relacionan con licencias de conducir para inmigrantes sin autorización, fondos para promover clases de inglés y asegurar que los empleadores verifiquen el estatus migratorio de candidatos a puestos laborales.

En California, de legislatura demócrata, se permite ahora que familias de estatus migratorio mixto (residentes legales y no autorizados) tengan acceso a ciertos beneficios de salud.

En Utah se ofrecen licencias de conducir y facilidades para que jóvenes sin papeles estudien, pero al mismo tiempo se intensifican los requisitos de verificación de identidad.

El aumento de la población y la diversidad tienen mucho qué ver con las nuevas leyes estatales.

Cada estado trabaja su propia legislación, pero el gobierno federal maneja el sistema de inmigración de todo el país.

En Massachusetts, miles de familias esperan la reforma migratoria para comprar carros, asegurar su vivienda, terminar sus estudios y trabajar legalmente.

—=====—

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) aprobó la cantidad máxima reglamentaria de 10,000 peticiones de Estatus de No Inmigrante U (Visas U) para el año fiscal 2013.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.