SHARE

Lawrence, MA – La defensa de Mathew Borges, joven acusado de asesinar a Lee Manuel Viloria Paulino en Lawrence, está pidiendo a la corte que les entreguen el teléfono móvil del presunto homicida.

Aunque la fiscalía ha usado mensajes de textos como principal evidencia en el macabro homicidio del joven de 16 años, el abogado defensor está exigiendo que les devuelvan el celular de Borges, alegando que por no ser incautado legalmente, viola varios artículos de la constitución.

“No autoricé que la policía confiscara y retuviera mi teléfono celular, ni autoricé la búsqueda de mis registros telefónicos”, dice una declaración jurada firmada por Borges.

El teléfono ha estado en las manos de las autoridades desde el 29 de noviembre de 2016, dos días antes de que hallaran el cuerpo decapitado de Viloria Paulino.

Borges permanece recluído en un centro de detención juvenil en Dorchester. Su próxima audiencia será el 14 de febrero en la Corte Superior de Salem.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.