SHARE

Woburn, MA – Aumenta la preocupación entre funcionarios públicos del estado por el incremento de arrestos en las cortes a inmigrantes indocumentados por parte de ICE.

La fiscal del distrito de Middlesex, Marian Ryan, sometió este martes una petición ante la Corte Suprema de Justicia manifiestando que dichas capturas están obstruyendo algunos procesos legales al generar temor entre víctimas y testigos, muchos de ellos esenciales en casos criminales, que deciden no presentarse al juzgado por miedo a ser detenidos por la policía de inmigración.

 “Le estoy pidiendo a la corte que considere este suceso como una problemática de seguridad social. Una de las cosas que sabemos es que todos están más seguros cuando las personas se sienten confiadas yendo a la policía y yendo a las cortes para reportar lo que ha sucedido”, dijó Ryan.

Conforme a la fiscal del distrito que abarca ciudades como Everett, Lowell, Cambridge, Waltham, Framingham entre otras, “no es consecuente que le digamos a las personas si ven algo, digan algo, cuando están poniendo su propia seguridad en peligro”.

De acuerdo con información recopilada por el censo de los Estados Unidos, en el condado de Middlesex viven cerca de 300.000 inmigrantes, de los cuales cerca de 150.000 no son ciudadanos americanos, razón por la que la fiscal espera que la Corte Suprema de Justicia cree directrices que protejan los derechos de los inmigrantes de presentarse a un corte, ya sea como víctimas o testigos.