SHARE

Inocente Orlando MontanoTranquilo, satisfecho con la sentencia que le impuso un juez federal de Boston por fraude migratorio y perjurio, el coronel en retiro del ejército salvadoreño, Orlando Inocente Montano, recién comenzará a purgar su condena de 21 meses de prisión a partir del 11 de octubre próximo. Por ahora está bajo arresto domiciliario con un brazalete electrónico localizador.

Montano y su abogado Oscar Cruz Jr. expresaron sentirse satisfechos con la sentencia. “Estoy feliz con el resultado, la corte hizo grandes esfuerzos para ser justos con Montano”, dijo Cruz.

Pero la sentencia provocó reacciones en contra en distintos sectores de la comunidad salvadoreña que creían que el ex militar pasaría el resto de sus días en prisión. El juez Douglas Woodlock aclaró que si bien Montano había admitido su responsabilidad por los delitos presuntamente cometidos por tropas bajo su mando “no le correspondía sentenciarlo por tales cargos sino por fraude migratorio”.

“No digo que no hubo guerra o asesinatos, pero éste no es el tribunal donde se le puede juzgar por esos crímenes”, dijo.

Montano, de 70 años y que camina con bastón, es uno de 20 militares acusados ante una corte española de haber participado en el asesinato de seis curas jesuitas en 1989 cuando era viceministro de seguridad pública.

El Juez advirtió a Montano no tratar de desaparecer mientras es recluido en una cárcel federal porque “lo vamos a encontrar”.

Montano tendrá que cumplir además un año de libertad vigilada por haber mentido a las autoridades migratorias. El coronel en retiro mintió al dar su fecha de ingreso a los Estados Unidos y ocupó su pasado militar que tenía que ver con la guerra civil que desangró a El Salvador entre 1980 y 1982.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.