SHARE

First Literacy y la alcaldía de Boston becaron a 21 personas, varios padres de familia, para perseguir sus sueños académicos

El alcalde de Boston, Marty Walsh; la directora ejecutiva de First Literacy, Skye Morrison Kramer; y demás integrantes del staff acompañan a los becarios. Foto: First Literacy.

Boston – Los logros académicos, el servicio a la comunidad y la perseverancia ante las dificultades, sirvieron para que 21 adultos –la mayoría de ellos inmigrantes– recibieran el martes 8 de agosto en el City Hall de Boston ayuda financiera para continuar sus estudios universitarios.

El alcalde de la ciudad, Marty Walsh, fue el encargado de entregarle el reconocimiento y un cheque de 1000 dólares a cada uno de los becarios de First Literacy, organización sin fines de lucro que por más de tres décadas ha ayudado a más de 45.000 adultos a mejorar sus vidas y la de sus familias.

“Este es uno de mis eventos favoritos al año porque cuando los veo a ustedes me veo a mí mismo cuando enfrentaba dificultades para graduarme en la universidad”, dijo el alcalde Walsh, quien obtuvo su licenciatura a los 43 años de edad en el Boston College.

De las 21 personas que comenzarán o continuarán sus estudios superiores en diversas instituciones, 18 provienen de Guatemala, Puerto Rico, El Salvador, Brasil, China, Marruecos, Camerún y demás países de diversos continentes.

“Recibir la ayuda de esta gran organización es el apoyo más grande que nosotros podemos tener”, dijo Malquisua Sousa, una beneficiaria latina que sirvió como oradora.

Muchos de los que en septiembre retomarán las clases, habían abandonado las aulas por problemas económicos, mientras que otros tuvieron que abandonar sus países. Sin embargo, todos sueñan con una mejor vida gracias a la educación.

“La edad no es una limitante, lo que queremos es que las personas trabajen duro por sus sueños, vayan a la universidad y obtengan un título universitario que los va a ayudar a desenvolverse mucho en este país”, comentó la directora ejecutiva de First Literacy, Skye Morrison Kramer.