SHARE

Por Máximo Torres

Ya son muchos los “soñadores” que tienen permiso de trabajo y licencia de conducir que, según dicen, “es un gran avance”.  Pero en medio de la discusión de un proyecto de reforma migratoria aún son muchos los “dreamers” que no se han beneficiado de la Acción Diferida que fue implementada hace poco más de un año por la administración del presidente Obama.  ¿Por qué no lo han hecho? Las razones son múltiples.

Hay medio millón de jóvenes indocumentados del millón 700 mil proyectado que se han salvado de la deportación y, según dice Norma Guerra del Movimiento Inmigrante Estudiantil de Boston, todavía los “soñadores” tienen plazo hasta el 2014 para beneficiarse de la orden legal del presidente Obama.

“Es el primer paso, no es el final y vamos a seguir luchando porque necesitamos la reforma migratoria para nuestros padres”, anota.

En una reunión con miembros del Movimiento para recordar el primer año de Acción Diferida,  Guerra considera que ya se ha llegado al límite y no se ha cubierto ni siquiera a la mitad de los que pensaban podrían beneficiarse del mandato presidencial, pero  “vamos a seguir en la lucha”, enfatiza la dirigente estudiantil.

Según el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) medio millón de jóvenes indocumentados se han registrado para que su deportación sea postergada desde que en agosto dedl año pasado entrara en vigencia esa medida del gobierno de Obama.

La medida, que suspende la deportación por dos años y otorga un permiso de trabajo temporal, ha beneficiado a jóvenes que llegaron a los Estados Unidos antes de los 16 años, estudien o sean veteranos militares y no tengan antecedentes criminales.

Hay 1.7 millones de jóvenes que podrían registrarse, según estimaciones del centro de estudios demográficos. USCIS señala que desde que entró en vigencia la medida ha recibido en promedio unas cuatro mil 827 solicitudes por día.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here