SHARE

Boston – Uno de los mayores acontecimientos en cuanto a desarrollo económico en la región podría ocurrir muy pronto.

Se trata de la construcción de la segunda sede de Amazon, que podría tomar lugar en la capital de Massachusetts.

Un proyecto con una inversión de 5.000 millones de dólares y 50.000 puestos de trabajo con salarios anuales de más de 100 mil dólares podría llegar a East Boston.

Números que le llaman la atención al alcalde Marty Walsh, quien ya tiene al menos cuatro posibles ubicaciones, eligiendo como primera opción la pista de carreras Suffolk Downs.

“Es importante pero no es un asunto de vida o muerte, nos encantaría tener a Amazon, de hecho ya están haciendo una construcción en el Fort Point Channel y se mudarán en la próxima primavera para generar 900 empleos en nuestra área”, dijo el alcalde Walsh.

La posible llegada a Boston de la gigante en ventas en línea podría catapultar la economía de la ciudad, y a su vez incentivar a otras empresas.

“Ya tenemos a General Electric construyendo su sede principal en Boston y esperamos que otras compañías se sigan uniendo”, agregó Walsh.

Cabe destacar que el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, no ha apoyado a ninguna ciudad, pero se cree que el estado está planeando realizar una oferta por separado.