SHARE

Un estudio de Northeastern University y la Alianza Comunitaria revela lo dramático de una comunidad que desconoce los proyectos de desarrollo que se van a ejecutar frente a la bahía de East Boston, aunque si saben de la millonaria construcción del resort=casino.

Por Máximo Torres

El estudio no le ha caído bien a todos, algunos creen que no se ajusta a la realidad, pero hay algo claro y cierto que ha dejado en la comunidad. Hay una desinformación, muchos vecinos encuestados para un estudio de Northeastern Univesity y la Alianza Comunitaria no conocen o no han sido informados  respecto a millonarios proyectos de desarrollo que le cambiarán la cara a East Boston. La mayoría de personas dijo desconocer las obras que se van a ejecutar frente a la bahía,  aunque si sabían del resort=casino que se tiene planeado construir a un costo de un billón de dólares.

El estudio revela además que el 34 por ciento de los latinos encuestados desconocen los efectos que tendrán en East Boston la construcción de millonarios proyectos  de desarrollo.

“Hay preocupación y lo que pasó en Jamaica Plain que desplazó hace varios años a muchos de sus residentes, en su mayoría latinos, a otras áreas podría darse en East Boston”, dice Luis González, reconocido activista, empresario y hombre vinculado a los bienes raíces.

Pero ¿por qué hay tanta desinformación entre los vecinos? Las razones son variadas, East Boston es una comunidad mayormente de latinos que trabaja de sol a sol y le pone poca atención a las noticias, pero hay también responsables como los representantes electos tanto a nivel municipal como del gobierno estatal que no diseminan la información entre los residentes respecto a los proyectos de vivienda y centros comerciales que se van a construir frente a la bahía.

El estudio revela, sin embargo, que la mayoría de personas encuestadas sí conoce sobre el proyecto de construcción de un resort=casino en Suffolk Downs.

“Esta es una de las obras que va a costar un billón de dólares y va a traer trabajos para nuestra comunidad y oportunidades para crear nuevos negocios”.

“Pero la pregunta del billón es ¿cómo nos va a impactar?  ¿Nos van a aumentar la renta? ¿Vamos a poder seguir viviendo aquí?”

Son reflexiones que se hace Gloribel Motta, directora de una organización local llamada NUBE.

El estudio revela que más del 50% de personas registradas para votar están en contra de la construcción del casino, pero el apoyo crece entre los votantes con educación superior o de escuela secundaria.

“Lo preocupante es que no se está hablando del impacto que el casino podría traer a nuestra comunidad, sólo se está hablando de los trabajos que va a traer”, anota Motta.

Otros activistas cuestionan también a los funcionarios electos por no informar a la comunidad respecto a la construcción de obras millonarias, por lo que piden poner más atención en la comunidad. “No se les puede ignorar”, concluyen.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here