Home Ideas en el Quintero El Empleo Debe ser Para Vivirlo, No Para Morir en Él

El Empleo Debe ser Para Vivirlo, No Para Morir en Él

SHARE

El reciclaje es un negocio de ganancias millonarias para los empresarios pero de gran peligro para los obreros. El mantenimiento de edificios presenta otros peligros para quienes trabajan por necesidad en tareas de alto riesgo y baja remuneración.

Recientemente, lamentamos la muerte trágica de Manuel Viera, de 64 años, empleado de ABC Disposal Inc., quien fue arrollado por un camión. No es el primer caso. En años anteriores han fallecido obreros intoxicados por la fuga de productos químicos. La entidad MassCOSH viene denunciando estos incidentes desde 2009 cuando 117 trabajadores fueron hospitalizados a causa de  químicos peligrosos. En una planta procesadora de sal para las calles también falleció otro desprotegido obrero. Contar cada caso sería interminable.

Es conmovedor cuando miramos hacia el techo de altos edificios y vemos allí -sin protección- a unos muchachos inmigrantes sacrificando la vida por un salario. Su existencia cuelga de una débil manila y un cinturón. Los empresarios se preocupan mucho por el producto económico, pero poco por la vida humana.

Los trabajadores, muchos sin estatus migratorio definido, están expuestos al contacto con líquidos mortales, animales muertos, inhalación de químicos, excrementos, vidrio quebrado y otros objetos cortantes, además de estar expuestos a elementos que les pueden afectar la sangre. Fuera de esto, el contacto con la basura y los desechos, los accidentes con camiones y maquinaria pesada, significan una diaria amenaza.

La industria del reciclaje ha crecido dramáticamente en los últimos 20 años. En Massachusetts, 5 mil personas viven de esa peligrosa ocupación, contratados por agencias temporales de empleo. Necesitan entrenamiento sobre seguridad en su propio idioma. Muchos no saben que su vida está en peligro durante cada turno.

Esa vida en riesgo permanente produce inestabilidad en el hogar, violencia doméstica, dependencia alcohólica y otros males derivados. Las agencias deben unirse HOY para salvar estas vidas, y hacer que los niños gocen de la presencia de padres sanos y equilibrados.

Evitemos que el trabajo mal remunerado y peligroso siga acabando con las ilusiones de inmigrantes que llegaron en busca de una vida mejor.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here