SHARE
Nobel García recibe el premio de manos de los principales directivos de Hyde Jackson Square Main Street.

Nobel García, dueño de El Oriental de Cuba y uno de los activistas con toda una historia de vida en Jamaica Plain, recibió el premio de Hyde Jackson Square Main Street y de la Ciudad de Boston.

Orgullo latino. Con una historia de vida de casi 50 años en Jamaica Plain y con El Oriental de Cuba al frente, uno de los más emblemáticos restaurantes de Hyde Square, Nobel García a quien muchos identifican por su humildad y gran corazón acaba de recibir un nuevo galardón que coloca a los negocios latinos en la cresta de la ola.

García recibió en nombre de El Oriental de Cuba el premio de Hyde Jackson Square Main Street, una organización se fines de lucro, y de la Ciudad de Boston como el mejor “Comercio del Año 2017” luego de ser seleccionado entre muchos otros negocios de Jamaica Plain.

Estoy muy emocionado y agradecido, pero este premio corresponde a mis trabajadores, porque ellos son El Oriental de Cuba”, dijo García con la humildad que lo caracteriza.

El Oriental de Cuba es el punto de encuentro de muchas personas de diferentes nacionalidades, no solo cubanas sino puertorriqueñas, dominicanas, peruanas, salvadoreñas, haitianas. Sus trabajadores forman las naciones unidas, según dice García a quien muchos identifican con su polo azul marino bordado con el nombre de su restaurante y con un collar con la bandera dominicana.

García que es cubano de nacimiento, pero que se siente dominicano y latinoamericano de corazón, es muy querido en toda el área de Boston y más allá. Su vocación de ayuda y de servicio a la comunidad lo ha vinculado con diferentes organizaciones comunitarias. Viviendo en Jamaica Plain por casi 50 años ha visto nacer a muchas instituciones, incluyendo a Hyde Jackson Square Main Street que está por celebrar su vigésimo aniversario creando en el distrito comercial un ambiente seguro, visualmente vibrante y económicamente sólido. Ese es un distrito conocido como el corazón de la vida latina en Boston y que refleja la diversidad de Jamaica Plain.

García se estableció en este distrito cuando los latinos se contaban con los “dedos de la mano”. “Esos tiempos ya han cambiado, ahora hay una comunidad muy diversa”, dice.

Este inmigrante de origen cubano ha saboreado muchas veces el éxito, disfruta con sus clientes y se sienta muchas veces a hablar con Tony Molina y Jaime Rodríguez, dos veteranos de guerra puertorriqueños y reconocidos activistas, que han hecho de El Oriental de Cuba su oficina, su “búnker”, su fuerte para hablar de cualquier tema por más espinoso que sea. La política es su fuerte y Nobel García salió de Cuba por la tiranía castrista.

Cuando murió el tirano Fidel Castro me dijo en aquella ocasión “no me alegra la muerte de nadie, pero creo que la muerte del tirano nos abre la esperanza de una Cuba Libre”. Lo está esperando.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.