SHARE

4-sueño eterno El intento de jóvenes inmigrantes por cruzar la frontera es continuo a pesar de las adversidades por las que pueden pasar.

La historia se repite”, dice Lucy Pineda, directora ejecutiva de Latinos Unidos de Massachusetts (LUMA). En el 2006 el caso de Karla Valle, de Agua Caliente, departamento de Chalatenango, en El Salvador, le tocó el corazón. Murió al intentar cruzar la frontera y la familia logró asistirla, pero no todos corren con la misma suerte de recibir cristiana sepultura. Muchos se quedan allí perdidos para siempre en el desierto y nadie sabe si están vivos o muertos. María Interiano, una joven madre de familia de origen salvadoreño de East Boston, llegó hasta las oficinas de Pineda en Everett pidiendo ayuda. Estaba desesperada. En el 2013 su hermano, Santos Interiano había salido de su pueblo en busca del añorado sueño americano.  “Yo todavía creo que está vivo en algún lugar de la frontera”, dice. Pero la realidad es otra. Santos murió al intentar cruzar la frontera, pero nadie daba razón de su paradero.

El caso de Santos es uno de los cientos de inmigrantes indocumentados que mueren cruzando la frontera y nunca son identificados y enterrados sin nombre.  Santos cruzó Texas hace un año y simplemente desapareció hasta que un grupo de estudiantes universitarios que forman parte de un equipo de forenses lo ubicó en una de esas tumbas sin nombre. 

¨Lo único que desea en estos momentos la familia es darle cristiana sepultura y lo triste y revelador de todo esto es que el gobierno norteamericano no tiene un control ni recursos para identificar a las personas muertas en la frontera”, anota Pineda. 

La familia Interiano necesita ayuda para enviar los restos de Santos a su país. Si usted quiere dar algún aporte lo puede hacer llamando a LUMA.

Mil niños refugiados en Massachusetts

La iniciativa del gobernador Deval Patrick de albergar durante 35 días a unos mil menores de edad que llevaron sin documentos desde Honduras, El Salvador y Guatemala, ha creado gran controversia. El gobernador dice que la idea humanitaria no ha sido comprendida por los opositores. No es la primera vez que Massachusetts -con fondos federales- asiste a familias con dificultades. Los damnificados por el huracán Katrina y los desplazados por los fenómenos naturales en Haití fueron recibidos mientras superaron la emergencia.

                                                                                                                            —===—

La xenofobia se ha despertado

La movilización de niños sin permiso de inmigración ha creado gran confusión en el sur de los Estados Unidos, hasta crear situaciones difíciles para ciudadanos y residentes. Recientemente, un político de Arizona de nombre Adam Kvwasman intentó bloquear el paso de un autobús que llevaba niños a acampar a la YMCA de Marana. Al darse cuenta que eran escolares nacidos en los Estados Unidos no tuvo otra opción que presentar disculpas públicamente. Los niños le tomaron fotos al político y siguieron alegres su camino.

                                                                                                                            —===—

Menores sin documentos ni asesoramiento legal

Tal como los adultos, los niños que llegan de Centro América no portan ninguna identidad, primero por su edad y segundo por haber perdido su registro de nacimiento en la larga travesía. Varios legisladores, entre ellos Henry Cuellar de Texas, insisten en la deportación masiva, sin compasión, hacia Honduras, El Salvador y Guatemala. No hay un proceso legal que respete los derechos civiles de cerca de 90 mil niños. Quienes tienen acudientes en los Estados Unidos han podido conseguir asilo y otros beneficios temporales.

                                                                                                                            —===—

Crisis regional de refugiados

El éxodo inesperado en los Estados Unidos, pero planeado desde Centro América desde hace años, tomó por sorpresa a las autoridades y ocasionó una crisis, ya no solamente humanitaria sino también política. El proyecto de reforma ha pasado a un tercer plano por la emergencia de atender a los niños que llegan desnutridos, enfermos y desconocedores del territorio que pisan. El Congreso se ocupa hoy de temas como la economía y las guerras, teniendo una crisis humanitaria que puede acabar con la carrera política de muchos personajes importantes. 

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.