SHARE

Francisca Lachapel no pudo contener el llanto en plena transmisión en vivo del programa Despierta América, donde quiso compartir con los televidentes la promesa que pudo cumplirle a su mamá, doña Divina Concepción.

“Siempre le pedí a Dios tener la oportunidad de poderle arreglar su casita a mi mamá, esa casita es muy especial porque se la dejó mi abuela a ella… se la dejó a ella y se murió dos meses después”, le contó entre lágrimas Francisca a su compañero Alan Tacher, quien tuvo a su cargo revelar ese sueño hecho realidad para ambas mujeres.

Y es que según recordó la presentadora en su cuenta de Instagram, su mamá siempre tuvo la intención de hacerle reparaciones a su casa, pero nunca le alcanzaba el dinero.

“Precisamente en esta época de Navidad siempre veía a mi mamá entusiasmada por recibir algún dinerito para poder de poquito a poquito hacerle arreglos a nuestra casita, arreglos que solo se quedaban en intentos, ya que el dinero nunca era suficiente para todo lo que necesitaba la casa”, explicó la dominicana.

“Me dolía el corazón de escucharla decir que su sueño era vivir en una casa bonita. Desde el primer día que la escuché entre suspiros decir eso, me prometí y le prometí que trabajaría tan duro para un día hacer su sueño realidad”, agregó.

Finalmente y después de muchos sacrificios, la ganadora de Nuestra Belleza Latina logro hacer la casa que su mamá tanto anhelaba, por lo que dio las “gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de ser testigo de la felicidad de mi madre, al entrar con mucho orgullo a su casa bonita, así como algún día la soñó”.

Entre los agradecimientos, Francisca nombró a Univisión, “por todas las oportunidades que me han dado de crecer, las cuales me han permitido materializar este sueño”.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.