SHARE

Boston – La policía estatal de Massachusetts continúa en el ojo del huracán. Tres oficiales que se encontraban suspendidos o en fase de retiro, fueron arrestados por cobrar horas extras que nunca trabajaron, informó el fiscal federal en Boston, Andrew Lelling.

David Wilson, de 57 años, Paul Cesan, de 50, y Gary Herman de 45, enfrentan cargos por malversación de fondos de una agencia gubernamental, y serán enjuiciados en la Corte Federal ubicada en Seaport.

En el año 2016, Wilson ganó 230.000 dólares, mientras que Herman recibió más de 227.000, y Cesan 163.500. Los tres reportaron más de 50.000 dólares cada uno en sobretiempo.

Los exfuncionarios podrían cumplir penas de hasta 10 años en prisión.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.