SHARE

Es un plan piloto que pondrá a todos los empleados aprender el idioma de Cervantes con el propósito de lograr una mejor comunicación con los latinos. Jueces, oficiales de probatoria, secretarios y otros utilizarán su tiempo de refrigerio para tomar las clases.

Enseñando español: La Jefa de Probatoria de la Corte de Chelsea, Carmen Gómez, el director de SPC Noticias de la 1600AM, René Fúnes, y la Oficial de Probatoria, Olga Lattarulo.
Enseñando español: La Jefa de Probatoria de la Corte de Chelsea, Carmen Gómez, el director de SPC Noticias de la 1600AM, René Fúnes, y la Oficial de Probatoria, Olga Lattarulo.

Por primera vez en la historia de la Commonwealth de Massachusetts se ha puesto en marcha un programa llamado “aprendiendo español” dirigido a los jueces, oficiales de probatoria, secretarios, oficiales y empleados de la Corte Distrital de Chelsea con el propósito de “hacernos más sensibles a las necesidades y barreras idiomáticas” de una población como la de Chelsea mayoritariamente latina, dicen Carmen Gómez, Jefa de Probatoria, y Olga Lattarulo, Oficial de Probatoria, creadoras de este único y novedoso plan piloto.

Ambas de origen hispano y con muchos años de trabajo en el sistema judicial tendrán a su cargo las clases que se dictarán una vez por semana en las instalaciones de la Corte, utilizando la hora del refrigerio, es decir de 1:00 a 2:00 de la tarde, por lo que no habrá interrupción alguna del horario de trabajo. Las clases se dictarán los días lunes. 

“Hay la mejor disposición de los jueces y de todo el personal de la corte que no habla español aprender el idioma de Cervantes con el propósito de tener una mejor comunicación con los que violan la ley por cualquier delito”, dijo la Oficial Lattarulo.

Paralelamente se ha creado otro programa llamado “aprendiendo inglés” para enseñar el idioma a los latinos que tienen un caso pendiente en la Corte o están en probatoria. “Son muchos los latinos que no entienden el sistema judicial y violan las leyes por no saber inglés”, anota.

La Corte de Chelsea se ha puesto a la vanguardia de un programa único que tiene como propósito hacer un puente entre los latinos y los jueces anglos para un mejor entendimiento idiomático y cultural.

“Estos programas están dirigidos también a Revere que es otra de las comunidades a las que servimos. Poner estos programas a disposición de estas comunidades no sólo los va ayudar durante su libertad condicional sino en otros aspectos de sus vidas”, anota Carmen Gómez.

Gómez y Lattarulo decidieron crear este proyecto debido a la gran demanda de traductores de personas de habla hispana en la Corte de Chelsea donde se cuenta generalmente con una intérprete que su función primordial es cubrir las salas de audiencia.

Las clases de inglés para los dependientes se dictarán los días lunes, de 4:30 a 6:30 de la tarde,  en el 388 A Broadway , Chelsea.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.