SHARE

Boston – La administración de las Escuelas Públicas de Boston anunció el viernes que reconsiderará los nuevos horarios escolares para el próximo otoño.

Esto en consecuencia de la inmensa oposición de los padres de familia, que organizaron fuertes protestas la semana pasada, recibiendo apoyo de varios miembros del Comité Escolar y de la concejal Ayanna Pressley.

La decisión fue anunciada a través de una carta escrita por el superintendente Tommy Chang expresando que las autoridades “han escuchado las inquietudes de las familias sobre los cambios en el horario escolar del próximo año y se comprometen a abordar los aportes que han recibido para tratar de encontrar soluciones a las inquietudes que se han planteado”.

El pasado 6 de diciembre, el Comité Escolar había aprobado la modificación del horario alegando que mejorarían el rendimiento académico de las escuelas secundarias en un 80 por ciento.