SHARE
Foto: Reuters.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard, que se dio a conocer este martes, reveló que 4,645 es la cifra estimada de muertes relacionadas al huracán María.

El estimado excede por mucho la cifra oficial ofrecida por el gobierno local, que solo había reportado 64 decesos.

Ante la noticia, el director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales (PRFAA por sus siglas en inglés), Carlos Mercader, aseguró que el gobierno aceptó -con buenos ojos- los resultados presentados por la institución universitaria. También, que estarían analizando los hallazgos, reportó El Nuevo Día.

“Como todos saben, la magnitud del trágico desastre causado por el huracán María resultó en muchas fatalidades. Siempre hemos esperado que el número fuese más alto que el que se reportaba originalmente”, expresó.

El estudio -publicado en la revista New England Journal of Medicine- encontró que la falta en el cuidado médico para ancianos y la interrupción en los servicios básicos para personas con enfermedades crónicas tuvo un impacto significativo en la isla.

Según el medio de Massachusetts, los investigadores en Estados Unidos y Puerto Rico, calcularon el número de muertes tras una encuesta a más de 3,300 personas al azar a lo largo de la isla y compararon el estimado de la tasa de mortalidad post huracán con la tasa de mortalidad del año anterior.

Los resultados de la encuesta revelaron que fue de 14.3 muertes por cada 1,000 residentes desde septiembre 20 hasta diciembre 31, un aumento de 62 por ciento (o 4,645 muertes en exceso) en comparación con la tasa del 2016.

“Se observaron aumentos en las tasas de mortalidad después del huracán en todos los grupos de edad y esto no es un reflejo de la migración de personas más jóvenes fuera de Puerto Rico después del desastre”, lee el estudio.

“Aproximadamente, un tercio de las muertes post-huracán fue reportado por miembros del hogar como causados por el atraso o prevención de la atención médica y cerca de 1 en cada 10 fueron atribuidas directamente al huracán por los encuestados. Aunque no se pudo validar esta atribución, es consistente con la interrupción sustancial a los servicios médicos que fue reportada en general”, continuó.

Mientras tanto, se esperan los resultados de la investigación solicitada al equipo de la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad de George Washington- en alianza con el gobierno local – quienes solicitaron la semana pasada más tiempo para culminar el estudio comisionado.

Estas cifras servirán como una importante comparación independiente de las estadísticas oficiales, que actualmente están siendo reevaluados.

“Esto subraya la falta de atención del gobierno de los EE. UU. a la frágil infraestructura de Puerto Rico”, detalla el informe.

Fuente: El Nuevo Día y el New England Journal of Medicine

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.