SHARE

Por Diego Ettedgui Lacau

El veterano basquetbolista Jason Collins, quien jugó mitad de la temporada 2012-2013 con los Boston Celtics, antes de ser cambiado a los Washington Wizards, hizo historia el pasado lunes al convertirse en el primer jugador de una liga profesional de deportes colectivos de Estados Unidos en revelar su condición sexual.

“Soy un pivot de la NBA de 34 años. Soy negro y soy gay”, señaló Collins agregando que “no me propuse ser el primer atleta abiertamente gay que juega un deporte de equipo estadounidense. Pero, como lo soy, estoy feliz de iniciar el diálogo. Ojalá no fuera el chico en el aula levantando la mano y diciendo: ‘’Yo soy diferente’’. Si por mí fuera, alguien ya lo habría hecho. Nadie lo hizo, es por eso que estoy levantando la mano”.

El anuncio de Collins fue muy bien recibido por celebridades y atletas, quienes utilizaron distintas redes sociales para darle apoyo. La estrella de los Lakers, Kobe Bryant escribió: “Orgulloso de @jasoncollins34. No asfixies quien eres debido a la ignorancia de los demás #coraje #apoyo”.

“El anuncio de hoy de Jason es un hito importante para el deporte profesional y para la historia de la comunidad lesbiana-gay-bisexual-transgénero”, compartió Bill Clinton, ex-presidente de Estados Unidos.

Y, entre muchos otros, el comisionado de la NBA, David Stern, dijo que “Jason ha sido un jugador y compañero de equipo muy respetado a lo largo de su carrera y estamos orgullosos de que haya asumido el liderazgo en este tema tan importante”.

La incertidumbre ahora está en el futuro de Collins en la NBA, ya que actualmente es agente libre y viene de una temporada muy pobre y apagada en cuanto a puntos y estadísticas se refiere. La pregunta es si llegara a firmarlo algún equipo para la próxima campaña, ¿lo hará por la necesidad de hacerse con los servicios de un pivot con experiencia y de 7 pies de altura, o por la noticia personal que el jugador acaba de hacer pública?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here