SHARE

El representante estatal Adrián Madaro les llevó ayuda 

Por Máximo Torres 

Adrian Madaro compartió con los niños y adultos.
Adrian Madaro compartió con los niños y adultos.

East Boston – En la calle de la amargura. La preocupación es cada vez mayor, el temor de que los dejen en la calle crece cada día entre las familias latinas que fueron desalojadas de los tres edificios de apartamentos en la Maverick Street en East Boston. El derrumbe de una de las paredes mientras los nuevos dueños hacían refacciones clandestinas en uno de los edificios ha generado múltiples reacciones. “Los nuevos dueños hicieron una movida inteligente, debilitaron una de las paredes para provocar el derrumbe y sacarnos a todos”, dicen varias de las familias afectadas. En total 22 adultos y 9 niños son los que han sido desplazados.

Por ahora las familias latinas están viviendo a “salto de mata”, entre un hotel y otro en Revere, sin tener hasta ahora “nada claro”.

Eloy Romero, peruano naturalizado norteamericano, Obdulio López, guatemalteco, Ana Sarabia y Glenda Saravia, salvadoreñas, Olga Pasco, peruana, Mónica Matí, colombiana, entre otros, temen lo peor. “Poco a poco nos están empujando a la calle y vamos a terminar viviendo en una carpa”, señalan.

[Leer también: Tragedia ronda East Boston]

Se estima que por un mes la corporación dueña de los edificios ha pagado por darles alojamiento en el Comfort Inn de Revere, un hotel de tres estrellas, más de 100.000 dólares y ahora han buscado un hotel de menos categoría para rebajar costos. 7-viviendas east boston_2

El representante estatal, Adrián Madaro, estuvo en el hotel llevándoles ayuda, compartiendo con los niños y adultos. A cada una de las familias les entregó tarjetas de diversas tiendas para que compren alimentos y ropa.

Adiós East Boston 

“Está muy difícil que regresemos a nuestros apartamentos. No están arreglando nada, decían que iban a reforzar las paredes del edificio, pero todo ha quedado paralizado, no están haciendo nada y lo que creo es que los nuevos dueños están haciendo esto para que nosotros nos cansemos y nos vayamos cada uno por nuestro lado”, dice Romero, uno de los residentes que tiene más años viviendo en el inmueble signado con el número 173 Maverick Street. 

“Los abogados que nos están representando dicen que tenemos todas las de ganar para que nos regresen a nuestros apartamentos, pero ya tenemos más de un mes en hoteles”, anota.

Las familias afectadas están preocupadas, sobre todo las que tienen niños y comienzan en este mes de septiembre el año escolar. “No sé que vamos a hacer para llevar a nuestros hijos a las escuelas en East Boston, por ahora estamos viviendo en un hotel en Revere y no sabemos hasta cuándo”, señala una de las madres de familia.

El negocio de su vida 7-viviendas east boston_3

“Según relatan los vecinos, el dueño original de los tres edificios llamado Arturo de origen italiano hizo el negocio de su vida, le ofrecían pagarle 250.000 dólares por cada edificio que se caía por viejo, pero lo vendió a la corporación por un millón 300 mil dólares. “Yo no sabía que iba a vender, no nos dio ninguna opción y teníamos sobradas razones para entablarle un juicio”, dice Romero. 

“No es vida estar de un lugar a otro, sobre todo para los niños, pero a los nuevos dueños poco les interesa, tiene un seguro de seis millones de dólares y que pierdan un millón poco les importa”, anota.

Hasta ahora los abogados que los representan dice que “sólo tienen que esperar”, pero el temor de las familias es que vayan a demoler los tres edificios y se queden en la calle, sin sus pertenencias fruto de muchos años de trabajo que quedaron en el interior de sus apartamentos. Las autoridades les han dicho que no pueden regresar por temor a un nuevo derrumbe.

[Nota relacionada: ¿Cara diferente para East Boston en 4 años?]

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.