SHARE

 Desde el pasado jueves 13 de septiembre cuando estallaron los fuegos por las explosiones de gas que destruyeron viviendas en vecindarios del Sur de Lawrence y en las vecinas y colindantes ciudades de North Andover y Andover, aún es poco lo que ha cambiado.

Muchas de las viviendas afectadas aún siguen sin gas, aunque las familias damnificadas no sólo han recibido la asistencia de los organismos de seguridad pública locales y Estatales, sino que las principales autoridades estuvieron de frente en operativos de asistencia, de control y protección de las comunidades que fueron evacuadas de inmediato.

En Lawrence se habilitaron como refugios dos escuelas, la Arlington School y la Parthum School, las que albergaron a decenas de familias, mientras otras fueron a hoteles y a residencias de familiares y amigos en la parte norte de la ciudad y otras ciudades del Estado; en tanto el Centro de envejecientes conocido como Senior Center, en la calle Haverhill se estableció como comando de dirección y coordinación de asistencia a los damnificados, donde se recibieron las ayudas que cientos de voluntarios trabajaron con dedicación en el manejo de las donaciones.

Concejales como Brian de Peña, Ana Levy, Pavel Payano, Kendrys Vásquez, María de la Cruz, Estela Reyes, Yovanny Rodríguez, entre otros, estuvieron activos trabajando con los voluntarios, la Cruz Roja y autoridades del gobierno de la ciudad, mientras el Alcalde Dan Rivera y el Gobernador del Estado Charlie Baker daban el frente a las acciones de control y reestablecimiento de la normalidad, dando seguimiento a las labores de la compañía distribuidora de Gas Columbia Gas.

Los refugiados en los albergues recibieron la ayuda de toda una comunidad solidaria que llevaron ropas, sábanas, agua y diversos productos, en tanto que gracias a las gestiones del Concejal Brian de Peña diversos restaurantes donaron comidas calientes para los damnificados que en el momento no tenían amparo.

Las acciones de raestablecimiento por parte de las autoridades forzaron a la empresa responsable a inspeccionar adecuadamente el área para garantizar que las personas pudieran regresar a sus hogares con seguiridad, pero también fueron conminadas a resarcir costos de los desplazados por lo que en la edificación de la antigua escuela superior de Lawrence miles de personas fueron atendidas para porveerles ayudas económicas para comidas.

Al momento los trabajos han continuado diariamente, la empresa Columbia Gas ha informado el restablecimiento de más de una milla de tuberías de gas, han instalado alrededor de 4,300 detectores de humo y han completado la entrega de estufas eléctricas, en Lawrence 5,500, en North Andover 922 y en Andover unas 1,017, actividad realizada con el auxilio de miembros de la Guardia Nacional.

La empresa informó además  que unos 65 equipos de personas calificadas han estado visitando las viviendas con electricistas, plomeros e ingenieros, los cuales inspecionan los equipos de gas natural y probando las líneas de gas y paneles eléctricos. También están encargados de hacer la evaluación del área de calefacción y la instalación de alarmas de humo.

Si su hogar tiene la capacidad eléctrica para admitir de manera segura un calentador de espacio, los equipos de evaluación se los proporcionarán cuando lo visiten. Aunque la mayoría de las personas despalazadas han regresado a sus hogares, cientros de familias no cuentan con el servicio gas aunque si tienen electricidad por lo que los trabajos continúan.

Si las personas tienen preguntas sobre cuándo les visitarán los técnicos que llamen al Tel. 1-800-590-5571.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.