SHARE
Felix D. Arroyo protestó en la casa estatal por la suspensión de su cargo. Foto: Ciro Valiente

Boston – El Registrador de Testamentos y Asuntos de Familia de la Corte de Suffolk, Felix D. Arroyo, regresará a su cargo en octubre, anunció el tribunal.

Arroyo, quien fue suspendido bajo pago administrativo en febrero, retomará sus funciones el 2 de octubre, escribió en un memo Paula M. Carey, jefa de justicia del Tribunal de Primera Instancia.

Sin embargo, el exconcejal de Boston criticó a la corte por imponerle condiciones a su retorno. Según Carey, el plan de regreso de Arroyo debe incluir contrataciones de un nuevo asistente y otros gerentes a cargo de las responsabilidades de la oficina para seguir su periodo de seis años.

A través de un comunicado, el portavoz de Arroyo, Patrick Kearney, respondió que están “profundamente preocupados por la propuesta del Tribunal de Primera Instancia”.

“Su insistencia en imponer condiciones que no están previstas en los estatutos es consistente con el racismo institucional que el registrador Arroyo y su personal de color experimenta regularmente”, agregó Kearney.

El vocero también manifestó que el registrador de origen puertorriqueño se “mantendrá firme en su deseo de erradicar el racismo institucional y el amiguismo”.

Arroyo tiene un historial de más de 40 años trabajando por la comunidad de Boston.