SHARE
Danny Ainge junto a Amir Johnson. Foto: Ciro Valiente.

Boston – Lo que fue un rumor desde el sábado, concluyó con una noticia oficial. Los Celtics de Boston cambiaron su selección número uno del draft a los Sixers de Philadelphia.

El equipo local recibirá el pick número 3 de este año, más otra opción de primera ronda en el 2018 o el 2019. El canje llegó horas después de que Philadelphia tuviera un entrenamiento especial con Markelle Fultz, armador que podría liderar el tope de la lotería.

La nueva jugada del gerente de los Celtics, Danny Ainge, tiene opiniones encontradas en la comunidad. Algunos catalogan como una locura la opción de desperdiciar a quien podría ser una estrella de la NBA.

Sin embargo, otros creen que fue otra obra maestra. Lo cierto es que ahora Boston cuenta con varios escenarios posibles que beneficiarían a la franquicia.

Como Ainge acumula múltiples primeras rondas en los próximos años, podría usar un combo para traer al estelar, Anthony Davis, a la capital de Massachusetts, y de esa forma crear un sólido quinteto.

Otra opción es fichar al alero, Jayson Tatum –quien completó un entrenamiento el lunes en la cancha de los Celtics en Waltham–, o Josh Jackson, alero con gran capacidad atlética pero dificultades con tiros exteriores, que es comparado con Kawhi Leonard y Jimmy Butler.

En caso que el conjunto verde se decante por fichar a uno de esos dos prospectos, reducirían un poco más de un millón de dólares en el presupuesto, en comparación con haber completado la primera selección del draft.

También tendrían la posibilidad de contar con los dos primeros picks del próximo draft, todo eso si la lotería de los Lakers resulta entre 2-5 en el 2018, y los Nets terminan otra pésima campaña.

Por su parte, Ainge expresó que se encuentran bastante emocionados por lo que han logrado con el canje acordado por decisión unánime en la dirigencia de los Celtics.

“Nosotros creemos que el jugador que ficharemos en la tercera selección de la primera ronda es igual al que hubiésemos podido elegir en la número uno”, dijo Ainge asegurando que no considera a Markelle Fultz superior a otros dos prospectos del draft que se realizará el jueves en Nueva York.

Amanecerá y veremos, pero lo cierto es que tanto Ainge como el intercambio completado el lunes, darán mucho de qué hablar en la historia del baloncesto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here