SHARE

Washington, D.C. – Las redes sociales podrían ser su peor enemigo, esto después de que el Departamento de Seguridad Nacional anunciara la implementación de medidas drásticas que podrían afectar su futuro en el país.

A partir del 18 de octubre, las autoridades revisarán y almacenarán información en las redes sociales de residentes permanentes y ciudadanos para completar también el perfil de los que soliciten visas.

Algunas organizaciones tildan la medida como una violación a la privacidad. Sin embargo,  la Casa Blanca manifestó que es necesaria para preservar la seguridad de los ciudadanos.

“Esto no es nada nuevo, esto se ha hecho por años, simplemente nadie hacia hincapié sobre ello, pero es normal que uno revise. Si alguien viene por asilo político, hay fotos de ellos en instagram o en un medio digital que pueden demostrar que tuvieron amistad o que realmente han sentido acoso”, dijo la directora de medios, Helen Aguirre Ferré.

La nueva política podría afectar a ciudadanos que se comunican con inmigrantes y hasta dar pie a la autocensura, esto por temor a que su información sea malinterpretada y usada en su contra.